En declaraciones a los medios de comunicación, hoy en , Rajoy ha explicado que “la lucha contra el fraude fiscal ha tenido en estos años los mejores resultados de la historia y, por tanto, la , siempre y cuando se ajuste su actuación a lo que dice la normativa vigente, tiene y tendrá siempre el pleno apoyo por parte del Gobierno”.

“Me gustaría señalar que esto no tiene absolutamente nada que ver con el proceso de regularización fiscal que el Gobierno puso en marcha en el año 2012 –ha proseguido–, sino que se deriva de actuaciones normales de la Agencia Estatal Tributaria Española. Lo que sí quiero decir sobre este asunto es que a partir de ahora estaremos –y creo que todos debemos hacerlo–, a lo que diga la Agencia Estatal Tributaria, a lo que diga también la Fiscalía y a lo que diga la Justicia”.

IGUALDAD E INDEPENDENCIA

El presidente del Gobierno ha reconocido que “como a cualquier español, no nos gusta que se produzcan este tipo de acontecimientos” y ha deseado que “jamás se vuelvan a producir en el futuro”. “En el caso del Partido Popular nos afecta especialmente puesto que ha sido durante muchos años uno de los activos más importantes de nuestro partido”, ha lamentado.

Dicho esto, ha enfatizado que la posición del Gobierno será la de “garantizar la independencia en cualquier circunstancia y en cualquier caso, tanto por parte de la Fiscalía, como por parte de los tribunales de justicia y garantizar la imparcialidad de los mismos”. “El Gobierno demanda, como cualquiera, imparcialidad, que la tiene, y un trato igual para todos. Todos los españoles son exactamente iguales ante la ley y, a partir de ahí, todos debemos acatar los tribunales de justicia”, ha concluido.