​El presidente del Gobierno considera de una “gravedad enorme” lo que sucedió en el los días 6 y 7 de septiembre “porque allí se liquidó en pocas horas la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía de Cataluña y, además, se estableció una nueva legalidad, algo para lo que, evidentemente, no está facultado”. Lo más grave, ha añadido el presidente, es que se hizo “pisoteando los derechos de los militantes y de los diputados de varios partidos políticos que, desde luego, no estaban de acuerdo con eso”.

Rajoy ha insistido en que ni el Gobierno actual ni ningún van a consentir lo que está ocurriendo en Cataluña y ha asegurado que ni el Estado de derecho ni la democracia van a aceptarlo.

En este sentido, el presidente ha pedido a los ciudadanos de Cataluña que estén tranquilos porque el Estado está para garantizar sus derechos. “Tengan la total y absoluta certeza de que las cosas volverán pronto a su cauce”, ha asegurado Mariano Rajoy, quien ha manifestado su deseo de que el retorno a la normalidad se produzca “por un acto voluntario de quienes han organizado el espectáculo que estamos viendo”.

Cumplimiento de la legalidad

Además, el jefe del Ejecutivo ha instado a los alcaldes catalanes a que cumplan la ley y no colaboren con la celebración de un referéndum ilegal porque “todos estamos obligados a cumplir la ley”.

Una vez más, el presidente ha reiterado que el referéndum no se va a celebrar porque “es la liquidación de la voluntad mayoritaria de los españoles, es la liquidación de los derechos de la inmensa mayoría de los españoles y, además, están lesionando los derechos de los ciudadanos”.

Durante la clausura del simposio internacional “Gerardo Fernández Albor y su tiempo”, el presidente del Gobierno ha subrayado que “cuando uno se pone en contra de la legalidad, y además de la racionalidad, tiene que pensar que nada bueno puede producir con su actuación”, pero ha matizado que “cuando uno es capaz de rectificar, también debe pensar que todo lo bueno se puede producir para él y, sobre todo, para los demás”.

Entrega de la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo

El presidente del Gobierno ha entregado a Gerardo Fernández Albor la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo que el le concedió en el mes de junio. Mariano Rajoy ha destacado el legado de quien fuera presidente de la Xunta de : “Su propia acción en la vida pública, política, científica o cultural está presente en alguno de nuestros grandes éxitos colectivos; del auge de la cultura gallega -con el protagonismo de la editorial Galaxia- a la expansión de la sanidad y de los primeros pasos de la Galicia autonómica a la inserción de España en el proyecto europeo”.

“Figuras como la de Gerardo Fernández Albor constituyen la mejor defensa posible de la nobleza de la política” y de la “vocación de servicio público”, ha concluido el presidente del