El presidente del Partido Popular y del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que en las circunstancias en las que se encuentra nuestro país es “el momento de los políticos con finura: los de Canarias, los de Galicia y los que se apunten”.

A su juicio, en una situación tan compleja “si somos capaces de generar en las instituciones un mínimo de estabilidad, de llegar a entendimientos, hacer política de verdad y actuar con finura, las cosas irán bien para todos”.

En este sentido, se ha referido a la necesidad de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, porque de ser así será “una buena noticia para Canarias y para España” y, en caso de no salir adelante, solo saldrán beneficiados “aquellos que hacen de las malas noticias y de los problemas su única forma de hacer política, porque son incapaces de plantear una idea mínimamente razonable”.

El presidente del ha explicado que los Presupuestos Generales del Estado es la ley más importante que se aprueba en el Parlamento, porque establece en qué se gasta el dinero de los contribuyentes y en ella se fija la política económica que va a llevar a cabo un Gobierno.

Sobre este asunto, Mariano Rajoy ha recordado que una vez han sido rechazadas las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos parlamentarios en el , en el siguiente trámite se necesita un voto más a favor que en contra para que se aprueben los PGE, motivo por el que “hablaremos con todo aquel que quiera hablar, porque hemos demostrado nuestra capacidad para llegar a entendimientos”, en referencia al acuerdo alcanzado con Ciudadanos, y .

En su opinión “se ha hecho un esfuerzo grande y generoso por parte de todos” en este primer trámite de aprobación de los PGE y, cuando se está creando empleo a un ritmo “como nunca se ha hecho antes”, hay que aprovechar las circunstancias y enviar un mensaje al exterior diciendo que “España genera confianza y tranquilidad” y es un país “en el que los dirigentes políticos se pueden poner de acuerdo”.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y DESCENSO DEL PARO

En el transcurso de su intervención en el IX de la isla Gran Canaria, Mariano Rajoy ha enfatizado que el histórico descenso del paro conocido ayer “ no es más que un estímulo para seguir trabajando, sin autocomplacencias, puesto que vamos a seguir trabajando para que se siga generando empleo en España”.

A este respecto, se ha mostrado convencido de que “no es lo mismo que gobiernen unos que otros”, haciendo referencia a cómo en 2011 nuestro país registraba un aumento de paro anual del 12%, mientras que ahora se reduce a un ritmo del 10,9%. “Hacer las cosas bien acaba produciendo buenos resultados”, ha subrayado.

Asimismo, ha destacado que la economía española creció un 0,8% el primer trimestre de este año, el doble que , después de haber vivido la peor crisis económica que se recuerda, con cinco años consecutivos de recesión y una pérdida del 10% del PIB, y “que en estos momentos estamos en condiciones de recuperar. Ahora se trata de seguir mejorando e incrementando los niveles de bienestar y riqueza”, ha reconocido.

“Este año vamos a recuperar la recaudación, lo que nos permite pagar las pensiones y atender los servicios públicos fundamentales. España perdió 70.000 millones de recaudación pública en tres años, y este año vamos a recuperarlos. Se trata de que siga aumentando la actividad económica, lo que nos permitirá bajar impuestos y recaudar más”, ha añadido Rajoy.

“ESPAÑA ES UN PEDAZO DE PAÍS COMO POCOS EN

Después de haber vivido “una etapa muy difícil”, ha explicado el presidente del PP, “hoy el pueblo español puede decir que ha sido capaz, con su esfuerzo y sacrificio, de superar una crisis demoledora. Vivimos en un gran país, que se llama España, con sus problemas, sus historias, sus extremistas y sus exagerados, y aquellos que viven de las malas noticias”.

No obstante, ha proseguido Rajoy, “la inmensa mayoría de los españoles son gente moderada, razonable, sensata, que quiere que se le resuelvan sus problemas y que se le dé estabilidad, tranquilidad y seguridad”.

A su juicio, nos encontramos en condiciones de garantizar un futuro mucho mejor a los ciudadanos “porque España es un pedazo de país como muy pocos en el mundo, y es bueno que lo digamos con orgullo”.