El presidente del Gobierno y del , , ha asegurado hoy que en los tiempos que vive nuestro país “son fundamentales la concordia, la tranquilidad, la mesura y la moderación”. Todo lo demás, en su opinión, “es una excelente forma de perder el tiempo y no sirve para ningún efecto positivo”.

A juicio de Mariano Rajoy, “en estos tiempos duros y difíciles para Europa, se necesita actuar con eficacia, no perder de vista los temas fundamentales, fijar bien la prioridad y dejar a un lado el extremismo, el griterío, el radicalismo, la crispación y la falta de moderación y concordia, porque son sirven absolutamente para nada”.

En la presentación de un desayuno informativo pronunciado por la presidenta del PP de y de la , Rajoy ha elogiado la figura de por haber sido capaz de “pactar, acordar, llegar a entendimientos y gobernar con moderación”, frente a lo que ha denominado “las retóricas del enfrentamiento y la radicalización”, y apostando de esta manera por unas políticas “capaces de construir, crear empleo y dar seguridad a las personas”.

Según Rajoy, la acción política del en Madrid en dos años ha resultado positiva para los intereses de los ciudadanos de esta región, y gracias a que hay crecimiento económico y empleo “la desigualdad de reduce, la gente puede vivir mejor, la pobreza disminuye, se está recaudando más, y eso es positivo para atender con mayor eficacia los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, la educación y las demandas de los ciudadanos”.

“Tengo la certeza de que la gestión de Cifuentes es semilla de futuro para Madrid y creo que sus políticas están contribuyendo al gran objetivo nacional: continuar por el camino de la recuperación y el crecimiento económico y seguir generando empleo, lo que hará que la gente pueda acceder a mayores niveles de bienestar y riqueza”. “Conviene perseverar en lo que funciona y cambiar lo que no funciona”, ha concluido.