Rajoy ha destacado sus condiciones como excelente jurista y, sobre todo, como persona “recta, justa, equilibrada, sensata y conocedor de la realidad en que se movía” y ha hecho llegar “nuestros mejores deseos, nuestro pesar y nuestro sentimiento” a toda su “magnífica” familia por una pérdida que “nos ha producido a todos un gran disgusto”.