El presidente del Gobierno en funciones y del , , se ha referido a la inminente convocatoria de elecciones generales y ha señalado que “vamos a hablar en los próximos dos meses a los españoles de sus problemas y de España. Lo demás, lisa y llanamente, no nos interesa. Y si alguien quiere que continúe el espectáculo, la farsa o la comedia de enredo, con nosotros que no cuenten”.

Durante su intervención en el Comité de Portavoces Parlamentarios que se ha celebrado esta mañana en , Mariano Rajoy ha destacado la posición que ha mantenido su formación desde el pasado 20 de diciembre, cuando defendió una gran coalición entre las dos fuerzas más votadas, una propuesta que “era sensata, lógica, razonable y la única que tenía sentido”, pero que fue rechazada por un PSOE que nunca quiso hablar con el PP y los más de siete millones de españoles que lo votaron. Por eso, se ha mostrado convencido de que “hemos hecho lo que deberíamos haber hecho, sin alharacas, sin dar espectáculos, sin engañar a nadie, que eso es muy importante, sin ocurrencias y sin ansiedad”.

LA POSTURA , CIUDADANOS

Sin embargo, la respuesta de los demás partidos no ha estado a la altura de lo que votaron los españoles. Así, y también como aviso para los próximos comicios, el dirigente popular ha resumido que “Ciudadanos intentó hacer presidente del Gobierno al secretario general del PSOE asumiendo su programa electoral”; de Podemos ha incidido en que “pretendió hacer una coalición de izquierdas que liquidaba, con la aceptación del referéndum de Cataluña, la soberanía nacional”, mientras que del PSOE ha apuntado que “pretendió hacer coalición con Ciudadanos, Podemos y todos aquellos que quisieran sumarse al espectáculo”.

“Probablemente, una de las imágenes más gráficas que hemos vivido en estos cuatro meses es una reunión a 18 parta intentar formar Gobierno, la que hicieron Ciudadanos con Podemos y el PSOE”, ha continuado Mariano Rajoy para resaltar que estos cuatro meses “también han servido para que todos nos conozcamos un poco más”.

“Lo que era el PP lo sabían todos los españoles. Lo que son los protagonistas de la nueva política no lo sabía casi nadie. Hoy tengo que decir que, por fortuna y porque eso permite juzgar con mayor conocimiento de causa, ya los conocen los españoles”, ha explicado.

LA OBLIGACIÓN DEL PP

En relación a la repetición de comicios generales, Mariano Rajoy ha manifestado que “es verdad que no es bueno que haya que repetir elecciones, pero de la misma manera que digo eso y que yo he intentado evitar -haciendo ya desde el primer día una propuesta que era la más razonable- tengo que decir que es mejor repetir elecciones que un Gobierno a la valenciana como el que pretendían algunos en nuestro país, con el entendimiento entre Podemos, el PSOE y Ciudadanos. Eso era mucho peor para España que la convocatoria de nuevas elecciones”.

Ahora toca, ha insistido el dirigente del PP, volver a centrarse en lo importante, y así lo ha trasladado a todo el partido: “Precisamente por lo que hemos visto en estos cuatro meses y lo que estamos viendo en algunos nuevos gobiernos en comunidades y ayuntamientos de PSOE y Podemos, tenemos una obligación mayor como miembros del PP con España y los españoles”.

Mariano Rajoy ha reivindicado el papel jugado por el PP, donde “siempre hemos dado la cara, y en alguna ocasión nos la han partido, pero estamos aquí y vamos a seguir estando en defensa de los intereses de todos los españoles”. Otros partidos, ha lamentado, sólo proponen derogar todas las reformas del PP, lo que el presidente ha considerado “un disparate” antes de subrayar que “a nadie se le ocurre cambiar lo que está bien y funciona, salvo que sea un sectario de colosales proporciones”.

CINCO RETOS Y MEDIDAS PARA AVANZAR

Por lo tanto, y para diseñar la España del futuro, Mariano Rajoy ha adelantado que el PP “va a seguir planteando a los españoles soluciones en lo que de verdad les importa”, y ha recordado los cinco grandes retos que afronta nuestro país de forma inminente. Son el crecimiento económico y el empleo, el mantenimiento y la mejora del estado del bienestar, la defensa de la unidad nacional que algunos amenazan, la apuesta por la igualdad de los españoles y la soberanía nacional y la protección de las libertades y los derechos de los ciudadanos.

Partiendo del empleo, “porque es capital para la vida de la gente” y porque el PP confía en que en 2016 se creen 450.000 nuevos empleos tras haberse generado más de un millón entre 2014 y 2015, el presidente popular también ha expuesto numerosas medidas que se han planteado durante las convenciones que el PP ha celebrado en las últimas semanas.

De este modo, ha recordado propuestas como una reforma de las cotizaciones sociales para que todos los nuevos contratos indefinidos paguen menos durante toda la legislatura, el impulso de 100.000 nuevas plazas de formación profesional dual, beneficios fiscales para pymes, la duplicación en el tiempo de la tarifa plana para autónomos, más incentivos a la I+D+i, una Ley de Servicios Básicos que garantice la calidad de las prestaciones en todo el país, el ordenamiento del sistema de rentas mínimas, la implantación de la mochila digital en la educación obligatoria, una certificación digital y de idiomas para el profesorado o medidas de conciliación como conseguir que la jornada laboral acabe a las 18:00 horas o que el cambio del huso horario nacional.