En una breve intervención ante los miembros y los directivos de la selección, Rajoy les ha dado las gracias “como presidente del Gobierno, pero sobre todo como ciudadano español” por su victoria en la final del Campeonato de Europa: “Habéis hecho feliz a mucha gente y no le habéis pedido nada a cambio”.

“Este es un acto en el que estoy absolutamente convencido de que la inmensa mayoría de los españoles se sienten muy representados”, ha afirmado el jefe del Ejecutivo, para quien la selección es un ejemplo de la dedicación y el sacrificio que hay detrás de las medallas. “Es un buen mensaje para la gente: hay que trabajar y esforzarse y, al final, eres el fruto de ese trabajo y ese esfuerzo”, ha dicho.

Mariano Rajoy, que ha recibido de la capitana del equipo, Palau, la medalla de oro de la selección, le ha pedido que continúe hasta el Mundial del año 2018, que se celebrará en el mes de septiembre en España. El presidente ha confiado en que el próximo año continuarán los “magníficos resultados” obtenidos en los últimos campeonatos por las jugadoras, que son también subcampeonas olímpicas y del mundo.