El presidente del Gobierno, , ha recibido en La Moncloa al primer ministro británico, . Rajoy ha comparecido solo ante los medios ya que Cameron ha regresado inmediatamente a Londres debido al fallecimiento de la exprimera ministra británica, .

En la rueda de prensa, Rajoy ha recordado que en el último de junio se habló de la unión bancaria, fiscal y económica. Al respecto, ha dicho que confía en que haya “avances nítidos y claros y en que se actúe con determinación y voluntad suficiente para que así sea”.

El jefe del Ejecutivo ha planteado la necesidad de revisar las competencias del y ha asegurado que Europa está en un “momento decisivo en el que hay que fijar con claridad las reglas del juego”.

Mariano Rajoy ha reiterado que las decisiones que se están adoptando en , unidas a la política del Gobierno de contención del déficit y de reformas estructurales, que se van a mantener a lo largo de la Legislatura, permiten afirmar que “en 2014 habrá en España crecimiento económico y creación de empleo”. Además, ha avanzado que el Ejecutivo presentará el próximo 26 de abril el segundo plan de reformas para el año 2013.

Preguntado por la decisión del , que declaró ilegal la supresión de las pagas extras a funcionarios y pensionistas, el presidente ha expresado su solidaridad y afecto al pueblo portugués, que “está sobrellevando con gran dignidad una situación dura y difícil”.

También ha manifestado su apoyo a la labor del primer ministro : “Mostró su firme voluntad de cumplir con los compromisos adquiridos. Es una decisión valiente, que le honra y estoy convencido de que esa y otras decisiones que ha adoptado tendrán su fruto y Portugal volverá a la senda del crecimiento contenido y estable y a la creación de empleo”.

Respecto a situación de la monarquía en España, el presidente ha declarado que “es una institución que cuenta con un apoyo muy mayoritario”. A su juicio, el papel del Rey en la Transición y en el 23- F demuestra “quién es el monarca y a pujanza de la institución que ha sido muy útil y provechosa para nuestro país”.

Relaciones bilaterales

Rajoy y Cameron han constatado el magnífico estado de las relaciones bilaterales. El presidente ha subrayado que desde el año 2006 no se producía una visita oficial de un primer ministro británico a España, aunque Cameron nos honra frecuentemente con su presencia, al igual que casi 14 millones de turistas británicos.

Desde el punto de vista económico, el presidente ha subrayado que los vínculos entre los dos países son muy estrechos y se trabaja para reforzarlos. En este sentido ha resaltado la importante presencia de empresas españolas en el Reino Unido y de empresas británicas en España. El Reino Unido es el segundo inversor neto en España y el cuarto receptor de inversión directa bruta desde nuestro país.

Mariano Rajoy y David Cameron también han hablado de la estabilidad del euro y de sus respectivas economías nacionales. Rajoy ha recordado que ambos gobiernos están embarcados en un ambicioso programa de reformas y medidas de ajuste del déficit público y ha expresado su confianza en que los frutos de estas medidas “no tardarán en producirse”. En su opinión, estas políticas “deben acompañarse de políticas incentivadoras del crecimiento y de acceso de financiación de las empresas”.

En lo que se refiere a Gibraltar, Rajoy ha trasladado a Cameron la absoluta disposición del “al diálogo sobre todas las cuestiones que nos separan y nuestra voluntad de encontrar juntos un nuevo marco efectivo para tratar de todas ellas”.

Respecto al debate abierto en el Reino Unido sobre el futuro de la Unión Europea y la posibilidad de que este país no permanezca en ella, el presidente le ha transmitido que observa ese proceso “con respeto” y que le alegra que Cameron se haya mostrado partidario de la permanencia de su país en la UE.

La situación en Mali y Siria han sido otros de los asuntos abordados en la reunión.

Condolencias por el fallecimiento de Margaret Thatcher

Al inicio de su intervención, el presidente del Gobierno ha expresado sus condolencias por el fallecimiento de la exprimera ministra británica, Margaret Thatcher: “Su inquebrantable compromiso con la libertad, la democracia y el Estado de derecho, así como su firme determinación reformista constituyen un legado valiosísimo para los actuales gobernantes europeos”, ha dicho.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, antes de abandonar España, ha declarado: “Hemos perdido una magnifica primera ministra una gran líder y como primera mujer primera ministra, la señora Thatcher superó lo insuperable. No solamente dirigió nuestro país, sino que lo salvó y creo que permanecerá como la mejor primera ministra de la historia de tiempos de paz del Reino Unido”.