ha asegurado, en el transcurso de la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, que el nuevo sistema tributario será más sencillo que el actual, buscará la suficiencia “para poder ejercitar las competencias que las leyes atribuyen a los poderes públicos” y promoverá el desarrollo de la economía y de la sociedad. Para ello se centrará en “proteger a las familias y a las personas discapacitadas y en estimular el ahorro”.

En respuesta a una cuestión formulada por el diputado catalán Josep María Sánchez Llibre, el presidente del Gobierno ha asegurado que desde el inicio de la legislatura ha habido que subir algunos impuestos porque “nadie se encontró el país en una situación como la que me encontré yo”, pero “ahora toca proceder a una bajada de impuestos”.

Para ello la comisión de expertos que asesora al Gobierno sobre la reforma fiscal va a plantear al Ejecutivo a finales de febrero una propuesta que buscará, entre otras cosas, “una fiscalidad que no perjudique la contratación sino que la estimule y la favorezca”, y que mejore la competitividad” en la línea de lo que hemos hecho en la Ley de Emprendedores, en la que hay tributación de sociedades de nueva creación al tipo reducido del 15%, reducción del 20% de los rendimientos netos para autónomos que inicien actividades económicas, exención completa para autónomos en el IRPF de las prestaciones por desempleo y otras similares”, ha señalado.

El presidente ha subrayado que esta nueva ley entrará en vigor el 1 de enero del año 2015” y ahí comenzará la bajada de impuestos que era efectivamente aquello a lo que yo me había comprometido con los españoles”.

Reforma bancaria

En respuesta a una pregunta formulada por el diputado de Izquierda Plural, , respecto a la reforma del sistema financiero español, el presidente ha asegurado que el Gobierno “se ha ocupado de lo que tenía que ocuparse: garantizar los depósitos, los fondos de inversión, los planes de pensiones de todos y hemos procedido a la restructuración del sistema financiero”. Gracias a ello, “en este momento podemos decir que hemos preservado los puestos de trabajo y pronto podremos empezar a recuperar el crédito”. En opinión de Rajoy, “lo peor se ha superado tras las decisiones adoptadas”.

Por otra parte, ha reiterado a , del Grupo Socialista, la oferta del Gobierno para hablar sobre la reforma de la conocida como ley del aborto, pero le ha recordado que los gobiernos en los que él participó “estaban cómodos” con la Ley de 1985, a la que se vuelve en lo sustancial con la reforma ahora propuesta, como lo prueba que no manifestaron su intención de modificarla durante 25 años.