Tras reunirse en la , el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la República Argentina, , han ratificado en una rueda de prensa conjunta la voluntad de profundizar en la relación estratégica entre ambos países, impulsada en la visita de Estado del mandatario argentino a España en 2017 .

Rajoy ha señalado que esa visita “permitió lanzar una verdadera y profunda renovación” de las relaciones bilaterales. España y Argentina, ha añadido, cuentan con una historia, una lengua y una cultura comunes, pero ahora además comparten dos gobiernos “en plena sintonía” sobre la mayoría de las cuestiones de política económica y exterior. Hay que trabajar, ha afirmado, para convertir esa sintonía en un “valor añadido” para los ciudadanos en el ámbito bilateral, en las relaciones entre Europa y América Latina y en las principales cuestiones de la actualidad regional e internacional.

Apertura económica e inversiones

Pool Moncloa/Diego Crespo En el terreno económico, el jefe del Ejecutivo español ha elogiado la “política decidida de reformas y de apertura económica” emprendida por el . “Coincidimos en que para generar riqueza hay que ofrecer seriedad, previsibilidad y seguridad jurídica a los ciudadanos”, ha dicho.

Respecto a las relaciones bilaterales, Rajoy y Macri han apostado por aprovechar su enorme potencial para que España y Argentina afronten juntas los desafíos del siglo XXI. El presidente del ha subrayado el volumen de las inversiones en ambas direcciones y ha reiterado la invitación a aprovechar ese “buen momento”, tal y como ha hecho en la inauguración de un encuentro empresarial.

Su viaje a Argentina, ha agregado, tiene además un claro mensaje político: “Compartimos valores, análisis sobre la realidad internacional y objetivos; toca unir esfuerzos en la convicción de que en un mundo globalizado la suma de uno más uno es más que dos”.

En ese sentido, Rajoy ha defendido la convergencia entre Europa y Mercosur y el “papel protagonista” que a Argentina y a España les corresponde en ese proceso. El Gobierno español apoya, ha remarcado, tanto la “próxima conclusión” del acuerdo de asociación UE-Mercosur como la aspiración de Argentina de convertirse en miembro de pleno derecho de la ( OCDE ).

Pool Moncloa/Diego Crespo El jefe del Ejecutivo ha respaldado también la labor de Macri como presidente actual del G-20, de la que ha destacado su apuesta por la digitalización como elemento esencial de competitividad económica y bienestar social.

Rajoy y Macri han abordado igualmente la crisis en Venezuela, cuya solución pasa por “devolver la palabra a los venezolanos, sin cortapisas y sin amenazas”, en palabras del presidente español. “Queremos para los venezolanos -ha manifestado- lo mismo que queremos para nuestros países: democracia, libertad, derechos humanos, estabilidad, tranquilidad y progreso económico y social”.

Finalmente, el presidente español ha anunciado la invitación de Mauricio Macri para que el Rey realice una visita oficial después del VIII , que se celebrará en la ciudad argentina de del 27 al 30 de marzo de 2019.

Asuntos de actualidad

Preguntado por la decisión de la justicia alemana sobre el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el jefe del Ejecutivo ha respondido que “las decisiones de los tribunales de justicia se respetan y se acatan”.

Mariano Rajoy ha recordado que los jueces españoles han dictado una euroorden contra Puigdemont, la fiscalía alemana la apoyó y un juez de ese país ha tomado una decisión distinta, que no es definitiva. El Ejecutivo español, ha dicho, “respetará la decisión que se tome al final”.

Asimismo, ha señalado que el planteamiento del “ha sido modélico” porque no ha entrado en el asunto al considerar que es una cuestión judicial.

Encuentro con la colectividad española en Buenos Aires

Tras la rueda de prensa conjunta, el presidente del Gobierno ha asistido a un almuerzo ofrecido por el presidente de la República Argentina en la Casa Rosada. Más tarde, Rajoy ha mantenido, en el , un encuentro con la colectividad española.

Pool Moncloa/Diego Crespo Durante este encuentro, el jefe de (alcalde) ha entregado a Mariano Rajoy la llave de la ciudad, un gesto que el presidente ha agradecido asegurando que “es algo que no olvidaré nunca y que lo llevaré siempre en mi corazón”.

Además de subrayar que “tras el amparo” de la Constitución, la ciudadanía española “vivió los mejores 40 años de su reciente historia”, el jefe del Ejecutivo ha defendido que “España va a seguir siendo España” y que será “lo que quieran todos los españoles y no solo una parte de ellos”.

Para finalizar, el presidente del Gobierno ha vuelto a destacar tanto los numerosos lazos que unen a España y a Argentina como el buen momento que atraviesan sus relaciones bilaterales.