​El jefe del Ejecutivo, ante la Comisión Interinstitucional para la conmemoración del VIII centenario de la , ha asegurado que, desde su creación en el siglo XIII, esa institución académica “ha sido fuente de conocimiento y ha estado presente en los principales hitos de la historia y de la cultura españolas”, además de servir de ejemplo a muchas de las universidades americanas creadas en los siglos XV, XVI y XVII.

Tras recordar a algunos de los insignes alumnos o profesores de la Universidad, Rajoy ha destacado que siempre ha sido “pionera en muchos ámbitos”. Así, fue la primera en tener una cátedra de Economía, en organizar cursos de español para extranjeros, en disponer de una biblioteca universitaria en Europa y en contar con la primera mujer profesora universitaria en el mundo.

Referente de docencia e investigación

El presidente ha subrayado que la Universidad de “es hoy un referente de docencia, investigación y transferencia del conocimiento, impulsora de innovación, talento y emprendimiento, promotora de cooperación científica, cultural y educativa y de igualdad de oportunidades”.

También ha recordado que la Universidad de Salamanca recibió, junto a la (Portugal), el Premio Príncipe de de Cooperación Internacional en 1986 “por la extraordinaria aportación que ambas han prestado a la formación del espíritu de todos los países que integran la comunidad iberoamericana”.

Total compromiso del Gobierno

Como muestra del compromiso del Ejecutivo con la conmemoración de este centenario, que se producirá en el año 2018, Mariano Rajoy ha señalado que se le han otorgado “los máximos beneficios fiscales” durante el periodo máximo de tiempo (desde el 30 de noviembre de 2015 hasta el 31 de octubre de 2018), además de la cesión del edificio del en Salamanca que “pasará a convertirse, tras su remodelación, en uno de los centros de referencia del aprendizaje del español.

El presidente ha explicado que son cinco las líneas de actuación que se plantean: la universidad del español; liderazgo internacional en la educación superior; excelencia en la universidad; patrimonio e infraestructuras y, por último, promoción nacional e internacional.

Rajoy ha agregado, además, que estas iniciativas “dinamizarán el tejido urbano y productivo de la ciudad y de la comunidad autónoma”, además de permitir la creación de un polo internacional de docencia, investigación y transferencia, lo que supondrá “un importante impulso a la incorporación de nuestro país a la sociedad del conocimiento”.

Objetivo de Estado

El jefe del Ejecutivo ha explicado que el VIII centenario de la Universidad de Salamanca es “un objetivo de Estado”, por la transcendencia material y la proyección del acontecimiento. Además, debe ser entendido “como un homenaje a todas las universidades españolas, europeas e iberoamericanas”.

En este sentido, ha subrayado la importancia de “trabajar todos juntos por los grandes objetivos nacionales, donde la educación superior ocupa un lugar fundamental”.

Para finalizar, el presidente del Gobierno ha propuesto que la apertura del año académico 2017-2018 se realice precisamente en la Universidad de Salamanca, para destacar así “a escala nacional la relevancia de la celebración del VIII centenario”.