El presidente del Gobierno en funciones y del , , ha reclamado hoy a toda la formación, desde los cargos públicos hasta el último militante, “un último esfuerzo estos días” que quedan hasta el próximo domingo, que se celebrarán las elecciones autonómicas en y el País Vasco. “Todo lo que hagáis es muy importante”, ha subrayado a la vez que ha recordado que la política se hace con el esfuerzo de todos.

Mariano Rajoy ha resumido la situación en la comunidad gallega en sólo dos números: 38 y 37. El primero es el que señala la frontera de la mayoría absoluta en el Parlamento autonómico y, todo lo que sea lograr más de esa cifra, supondrá un Gobierno estable en manos del PP, un partido que “tiene un balance, un programa, el mejor candidato y también tenemos el mejor partido de España y de Europa”.

El dirigente popular ha lamentado que, frente al balance, el sentido común y la gestión que representa el PP, “el único programa electoral de los otros es que nos echen” y luego, cuando gobiernan como hicieron en Galicia entre 2005 y 2009, se viven “años de pesadilla” que debe recuperar un Ejecutivo del PP.

RESPETAR EL VOTO DE LOS CIUDADANOS

Gestión y responsabilidad, ha apuntado Mariano Rajoy, quien ha destacado que se ha definido a sí mismo y al PP de la siguiente manera: “Yo sólo soy extremista del sentido común que es lo que más se necesita hoy en día en la política española y espero que en la gallega y que el próximo domingo ganemos con mayoría absoluta aquí”.

Mariano Rajoy ha insistido en su deseo de que España salga del bloqueo político y ha lanzado un mensaje de tranquilidad: “Lo único que digo a los ocho millones de personas que han dado su confianza al PP, es que Mariano Rajoy y el PP no les van a fallar ni se va a rendir”.