El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, participará mañana, 18 de noviembre, con el presidente de los Estados Unidos, , el presidente de la República Francesa, Francois Hollande, la canciller alemana, Angela Merkel, la primera ministra británica, , y el primer ministro italiano, , en una reunión en Berlín (Alemania), que supone la continuación de los encuentros que se venían produciendo en los márgenes de reuniones multilaterales -OTAN, -, entre los mandatarios de los países señalados.

La reunión, que tendrá lugar en la Cancillería Federal alemana, se centrará en tres asuntos fundamentales, cada uno de ellos introducido por dos de los líderes con una intervención inicial, que, a continuación, abrirá el debate: la lucha contra el DAESH -Siria, Iraq, Libia-, por parte de Estados Unidos e Italia; refugiados y migraciones, por parte de Reino Unido y España; Ucrania y Rusia, por parte de y Alemania. También se abordarán las perspectivas del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones entre los Estados Unidos y .

Reunión bilateral con Merkel

Tras este encuentro, la canciller Merkel ofrecerá un almuerzo de trabajo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Se trataría de la primera reunión bilateral del presidente con la canciller después de la investidura. Supone una muestra, junto con la participación del presidente en la reunión multilateral previa, de la vuelta formal, con fuerza e influencia, de España al tablero internacional, después de un año en el que la interinidad del Gobierno ha limitado nuestra capacidad de acción e iniciativa.

Durante el encuentro se tratarán los principales asuntos de agenda bilateral, europea e internacional, y se avanzará sobre la preparación de las próximas Cumbres formales e informales de jefes de Estado o de , como el de 15-16 de diciembre, la Cumbre informal de La Valeta de 3 de febrero y la Cumbre informal de Roma de 25 de marzo.

Alemania es uno de los principales socios económicos de España. En el ámbito comercial, Alemania es destino de las exportaciones españolas (10,8% del total de las exportaciones, sólo por detrás de Francia) y el primer proveedor (el 13,1% de las importaciones españolas provienen de Alemania). Se trata, por tanto, de una relación dinámica y cada vez más estrecha, ya que en 2015 el comercio bilateral con Alemania aumentó un 10,76% hasta alcanzar los 63.000 millones de euros anuales. Además, Alemania es el quinto inversor extranjero en España, con inversiones por más de 12.400 millones (dato de stock de capital en 2014).