​Durante su estancia en la capital belga, Reyes Maroto ha mantenido un encuentro con la comisaria europea de Comercio, , y con la comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, Elzbieta Bienmkowska.

Entre otras cuestiones, la ministra española ha abordado la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a la importación de ciertos productos españoles, como las aceitunas negras. “España respaldará la decisión de de acudir a la OMC () para impedir el cargo arancelario estadounidense a la importación de este producto y que afecta de manera directa a la economía española”, ha explicado Reyes Maroto.

En opinión de las autoridades españolas, la decisión del Ejecutivo norteamericano se tomó de manera arbitraria, realizando una evaluación incorrecta y sin otorgar suficiente tiempo para su defensa, por lo que se ha creado una indefensión.

La ministra también ha expresado su preocupación por el sector de la automoción después de que el presidente norteamericano, , insinuase recientemente que podría imponer unos aranceles de en torno al 20% a los vehículos importados de 28 países de la Unión Europea.

Además, la ministra de Industria, Comercio y Turismo también ha abordado en este encuentro las medidas de salvaguardia que la Unión Europea ha adoptado sobre 23 productos del sector del acero, que afectan de manera directa e indirecta a la industria y el comercio español, y que estarán vigentes, al menos, durante 200 días.

“Es una buena noticia la visita de una delegación de encabezada por el presidente Junker a los EE.UU. con la finalidad de abrir un espacio de diálogo con el para recuperar la normalidad en las relaciones comerciales”, ha destacado Reyes Maroto.

En los encuentros que la ministra ha mantenido en la capital belga, también se han tratado asuntos como el futuro de las alianzas con China, la influencia del Brexit, el apoyo a que se mantenga el Órgano de Apelaciones de la OMC, la defensa de su imparcialidad y su necesidad de rotación para tener en cuenta a todos los países, o su intención de agendar y agilizar las negociaciones con Mercosur, entre otros.

En cuanto a la Industria, Reyes Maroto ha explicado que la estratégica política industrial 2030 por la que apuesta el actual Ejecutivo debe tener cuatro objetivos: incrementar el peso de la industria en la economía, mejorar las cuotas de mercado de las exportaciones de la UE en los mercados globales, aumentar el empleo industrial, y mejorar la percepción que tiene la sociedad.