“Aprendamos de lo que ha pasado y convirtamos el 10 de noviembre en la oportunidad de pasar página al sanchismo, al sectarismo y en señalar a quien piensa diferente”, ha afirmado el presidente de Ciudadanos (), , que ha pedido a los españoles “que se conjuren para que las elecciones le salgan caras” al jefe del Ejecutivo en funciones.

Rivera, que ha intervenido en la reunión del Grupo Parlamentario Ciudadanos (GPCs) en el Congreso, ha subrayado que “si alguien tenía dudas de que Sánchez era el problema, esta semana se ha aclarado”. “Prefiere pasear con Otegi por Moncloa que reunirse con Cs y PP para pactar un Gobierno constitucionalista en , y la economía podemizada que comprometerse con los autónomos y la clase media”, ha espetado Rivera.

“Vamos a la campaña con todas las dudas resueltas: Sánchez es el problema y Ciudadanos es la solución”, ha señalado el líder de la formación liberal. En este sentido, Rivera ha asegurado que “la historia ha puesto a Ciudadanos en el papel de liderar la unión entre los españoles”, y ha hecho un llamamiento a que los votantes moderados “que han visto que a Sánchez se le ha caído la careta” se sumen a Ciudadanos “porque tenemos que sumar”.

Por último, Rivera ha lamentado que España celebre unas nuevas elecciones “porque un señor crea que España es un juego a los dados cuando con España no se juega y no puede permitirse perder ni un minuto más en caprichos partidistas”. Además, ha reiterado su promesa de formar Gobierno “en menos de un mes” si Cs y PP suman los escaños suficientes. “Les pido a los españoles que vuelvan a confiar en la política para volver a poner en marcha este país”, ha afirmado.