“El futuro de España no pasa por conceder más privilegios a los separatistas, sino por tener un proyecto de futuro español y europeísta”. Así lo ha dicho el presidente de Ciudadanos (Cs), , en un día que ha calificado como “triste para la democracia española” porque el President , Carles Puigdemont, ha intentado dar “un golpe a la democracia” que considera ha fracasado y que era únicamente “la escenografía perfecta para poder declarar la independencia de ” en los próximos días.

“Puigdemont hoy sólo ha triunfado en una sola cosa: en dividir y fracturar a la sociedad catalana”, ha manifestado en una rueda de prensa en tras reunir a la ejecutiva permanente del partido. En estos momentos Rivera ha pedido “paciencia y serenidad” porque “España es un gran país y se volverá a levantar después del 1-O”. “Los grandes países demuestran que son grandes cuando se levantan, se dan la mano y se ponen en marcha”, ha asegurado, por lo que ha pedido la “unidad” de todos aquellos que defienden los valores democráticos.

Rivera también ha criticado que “no se ha llegado hasta aquí de casualidad” y ha responsabilizado en parte a PP y PSOE por “haber menospreciado la fuerza del populismo y nacionalismo en España”. Asimismo, ha defendido que Ciudadanos “tiene la autoridad moral y la legitimidad para decir que el futuro pasa por renovar y reconstruir el proyecto común español” y ha reiterado que “la mejor salida democrática es que Puigdemont y Junqueras den la voz al pueblo de Cataluña” a través de las urnas “de verdad”.

En la misma línea, la jefa de la Oposición en Cataluña, , ha reiterado la necesidad de que en Cataluña se celebren “unas elecciones para elegir un nuevo interlocutor que nos represente a todos y que permitan abrir una nueva etapa de diálogo, reformas y negociación”, ante la “irresponsabilidad” de Puigdemont y Junqueras al haber “enfrentado a la sociedad catalana entre sí y también con el resto de españoles”.

Para Arrimadas, la situación que se ha vivido durante el día de hoy demuestra que “Puigdemont ha vuelto a mentir al no cumplir con su promesa de hacer un referéndum”, lo que evidencia que ha quedado “inhabilitado para representar a todos los catalanes y para ser interlocutor que pueda dar una solución dialogada”. Y ha defendido el papel de Ciudadanos para “ser la voz de todos los catalanes” y el interlocutor que les represente.