El presidente de Ciudadanos (C’s), Ablert Rivera, ha declarado en el Desayuno Fórum Europa Tribuna Euskadi, en , que “Ciudadanos quiere un gobierno para desbloquear España, no un gobierno de un cuarto de hora”. En este sentido, Rivera se ha dirigido a los presidentes de las principales fuerzas políticas en España, “si no pueden gobernar, solamente tienen dos opciones”, y ha explicado que “se puede negociar para lograr reformas o seguir bloqueando el país”.

Además, el líder de la formación naranja ha asegurado, en compañía del candidato a lehendakari por C’s, , que “España no está bloqueada por diferencias políticas, sino por ambición de sillones” y ha lanzado un mensaje a los socialistas donde ha explicado que “es más sensato controlar al gobierno de Rajoy desde la oposición que ir a terceras elecciones”. Asimismo, “si Sánchez quiere sumar con los nacionalistas y confluencias populistas que no cuente con nosotros” ha aclarado Rivera, porque “nuestro objetivo es serles útil a los españoles, solucionar problemas y no crearlos”.

Por su parte, en referencia a las próximas elecciones vascas del 25-S, De Miguel ha asegurado que en la formación naranja “representamos la nueva política, con principios y valores claros que apuestan por la regeneración”, y ha incidido en que “esta nueva política es la que ha dicho ‘no’ al inmovilismo, al populismo y al nacionalismo”. En palabras del candidato, “los viejos partidos no son alternativa, sino alternancia” y ha incidido en que “mientras otros se dedican a atacar al adversario, nosotros atacamos a la corrupción, el paro o la precariedad laboral” porque “son las propuesta de regeneración las que interesan a los vascos”.

A preguntas de los asistentes, el candidato a lehendakari ha explicado que “activar la economía, potenciar el Estado de Bienestar, mejorar la educación o eliminar las trabas burocráticas que dificultan la vida laboral de los autónomos” son los ejes principales de su formación para Euskadi. De Miguel también ha subrayado la “necesidad de eliminar la grasa de las instituciones pública, donde sobran altos cargos superfluos y no los funcionarios “.