El Secretario General, , ha señalado esta mañana que la negativa del Congreso a ceder al Gobierno catalán la competencia para celebrar una consulta “no es el final”, sino que debería ser “el principio de un diálogo que, una vez constatadas que las posiciones son distintas, tendríamos que abrir” para buscar una solución constitucional al problema.

Rubalcaba se ha manifestado de esta manera en una entrevista en el programa El Matí, de Catalunya Ràdio, en la cual ha vuelto a reiterar la apuesta por una reforma de la Constitución en clave federal y por la vía del diálogo para resolver la situación de Cataluña. Para tal fin, y a preguntas de la presentadora, el líder socialista ha avanzado que el PSOE presentará algún tipo de iniciativa en el Congreso tras las elecciones europeas, con el convencimiento de que “tenemos un problema político de fondo y hay que ponerle fin: dialogar, pactar y votar” una reforma de la Carta Magna, cuestiones sobre las que dialogó la semana pasada en el Congreso con el dirigente de CiU Josep Antoni Duran i Lleida. Con la iniciativa “amplia” que se presente, el PSOE propondrá un “marco de diálogo” que comprenda a los grupos parlamentarios y “quizá” a las comunidades.

El Secretario General ha remarcado, como ya hiciera en el debate del pasado martes en el Congreso, que nunca ha defendido el derecho a la autodeterminación, que como tal “no existe en ninguna Constitución del mundo”, porque supondría “meter el principio de inestabilidad dentro de los Estados y esto es incompatible con cualquier Estado moderno”, y por tanto no es la vía para resolver la tensión actual. Rubalcaba defiende “revisar las reglas”, admitir que hay cosas que no van bien y discutir sobre una solución “juntos”.

Rubalcaba ha diferenciado claramente las posturas que PSOE y PP han defendido sobre el tema catalán, recordando el apoyo que los socialistas españoles prestaron al Estatuto mientras que el PP ponía mesas petitorias en los pueblos de España y el PP insertaba cuñas en radios que decían que “Chaves va a impedir que los andaluces hablen castellano” en Cataluña.

Para esta reforma territorial, Rubalcaba ha expresado su preferencia por modelos como el de la República Federal de , así como deslindar las competencias autonómicas de las del Estado y transformar el en una cámara de representación territorial. La Carta Magna, ha agregado, tiene “un poco de aluminosis” después de 35 años de vigencia, y de ahí la necesidad de una reforma como la que propugna el PSOE y recogen los documentos aprobados en el Consejo Territorial de Granada y en la pasada Conferencia Política de noviembre.

Sobre la crisis, Rubalcaba ha criticado al presidente Rajoy y sus cantos a la recuperación, por confundir “la prima de riesgo con la gente”, y ha repasado la situación que atraviesan varios colectivos como consecuencia de los recortes. “Tenemos tres crisis: la política, la social y la territorial”, ha abundado Rubalcaba, que cree que precisamente una reforma de la Constitución contribuiría a superarlas.

CASO GÜRTEL

Acerca del caso Gürtel, Rubalcaba ha denunciado que nadie en el PP haya dicho nada después de que se esté demostrando que la formación conservadora ha jugado con “doping financiero” en las las campañas electorales. “Es muy duro” que “el otro día se reconozca en un juzgado, y nadie diga lo contrario, que el PP nace por la mañana y por la tarde nace la caja B del PP y no pase nada”. “Ha habido quien ha ido con alegría a las campañas. Ahora uno entiende lo que pasaba. Uno veía los actos, las banderas y se preguntaba ¿de dónde sacan el dinero? Pues claro, lo sacan de la caja B”, ha ilustrado.

EUROPEAS

El Secretario General ha subrayado la importancia de las elecciones europeas del 25 de mayo, y por ello la elaboración de una lista encabezada por políticos del peso de y . Rubalcaba ha destacado que “los españoles nos jugamos mucho en Europa” y “sabemos lo que ha hecho la derecha” en las instituciones de la UE durante el último lustro. Para Rubalcaba, es fundamental una mayoría socialdemócrata en , por cuanto “la defensa de los derechos de los españoles la hace la izquierda”.

Decirle no a Rajoy servirá también, ha agregado, para que la reforma del aborto que plantea el PP, y que de momento no ha llevado a las Cortes, “no salga del cajón”.

A propósito del , ha afirmado que los ejecutivos de coalición “siempre tienen dificultades”, pero ha señalado que el “diálogo” y un “proyecto político serio” han permitido solucionar la situación vivida la semana pasada entre PSOE e IU.