En respuesta a , Sáenz de Santamaría no considera que la única solución sean jueces o policías para solventar el problema en Cataluña. No obstante, asegura que “cualquier solución pasa por el principio de que todos pasemos por los procedimientos democráticos y cumplamos con la legalidad”. Dice que este Gobierno “ha intentado dialogar con Cataluña, pero lo único que nos han dicho es que solo querían hablar del referéndum”. las contradicciones del Partido de Podemos en España, la vicepresidenta ha pedido a su portavoz adjunto que aclare delante de toda la cámara su postura respecto al desafío.

En segundo lugar obtuvo la palabra el portavoz adjunto del Grupo ERC en el , , al que la vicepresidenta reprochó una actitud idéntica a “la de sus socios del Parlament, que imponen la independencia a la libertad y la democracia”.

Sáenz de Santamaría añadió también que el mejor termómetro para saber la calidad de una democracia es el trato que se le da al discrepante. “Usted puede venir con slogans de camiseta, resúmenes de los mejores tweets de la semana o traerse la impresora, pero da la casualidad que este gobierno que tanto le asfixia le permite a usted sus teatrillos semanales”, criticó. La vicepresidenta aseguró en último lugar que “los derechos de los catalanes quedarán protegidos frente a los que quieren imponer la independencia a costa de acabar con la legalidad, la democracia y las libertades que en España tanto costó conseguir”.