En el Consejo extraordinario, los 27 han dado el visto bueno al acuerdo técnico alcanzado esta mañana entre los equipos negociadores del Reino Unido y la Unión Europea sobre la base del Acuerdo de Retirada (Protocolo de Irlanda/Irlanda del Norte) y de la Declaración Política aprobados en noviembre de 2018.

El presidente Sánchez ha señalado que el acuerdo respeta las prioridades esenciales de la Unión Europea: preservar los acuerdos de Viernes Santo que pusieron fin al conflicto armado en el Ulster y garantizar la integridad del mercado interior. Sánchez ha querido asimismo destacar que el acuerdo garantiza los derechos de los ciudadanos europeos, sean británicos o del resto de la Unión, “que han tomado decisiones vitales en base a un acervo jurídico de décadas” y que asegura además el cumplimiento de las obligaciones británicas en el actual marco financiero de la Unión.

Sobre la cuestión de Gibraltar, se ha confirmado que futura relación entre Gibraltar y la Unión Europea se decidirá en una negociación bilateral entre España y el Reino Unido.

Por último, Sánchez ha felicitado a y a su presidente, , así como a su negociador jefe, , por el trabajo realizado a lo largo de estos dos años y ha mostrado su satisfacción por la unidad que los 27 han logrado mantener durante las negociaciones.

Reuniones bilaterales con los primeros ministros de Grecia y Finlandia

Al término del consejo sobre el artículo 50, el presidente Sánchez ha mantenido dos reuniones bilaterales. Primero se ha reunido con el nuevo primer ministro de Grecia, , con quien han hablado de favorecer la cooperación entre países mediterráneos, en cuestiones como la migración y han intercambiado puntos de vista sobre FRONTEX. También han hablado de las oportunidades de inversión que se abren en Grecia para las empresas españolas en esta nueva etapa.

A continuación, se ha reunido con el primer ministro de Finlandia y presidente de turno de la Unión Europea, , para hablar del marco financiero plurianual que se abordará mañana en la sesión de trabajo del Consejo. Pedro Sánchez le ha explicado cuáles son las prioridades del para el presupuesto de la Unión: mantener las políticas tradicionales como la PAC o las políticas de cohesión, junto a una dotación suficiente para las nuevas necesidades de la Unión Europea como las migraciones, o la transición ecológica.