El presidente del Gobierno en funciones, , ha felicitado este viernes a través de al reelegido primer ministro británico, , y ha recalcado su apuesta por “un Brexit ordenado que garantice los derechos y libertades de la ciudadanía y dé certeza a los sectores económicos” y una “relación futura lo más estrecha posible entre la UE y el Reino Unido”.

La certidumbre que aporta la amplia victoria de Johnson en las elecciones legislativas es lo que más valora el , igual que el resto de socios de la UE que este viernes por la mañana debaten en el los próximos pasos del Brexit.

Fuentes de la delegación española admiten que el resultado electoral produce satisfacción porque produce certidumbre y hace prever, por fin, un Brexit ordenado. Ahora, a la espera de conocer los primeros pasos del nuevo Gobierno, todo apunta a una ratificación fácil del acuerdo de retirada negociado por el propio Johnson, conjurando el riesgo de que el proceso se eternice.

Así, la UE puede centrarse ahora en la negociación de su relación futura con Reino Unido, que España desea lo más estrecha posible. Las fuentes admiten que el plazo es ajustado para poder lograr un acuerdo ambicioso, porque serán apenas 11 meses, desde el 31 de enero de 2020, cuando está prevista la salida británica hasta el 31 de diciembre, cuando termina el periodo de transición que se incluye en el acuerdo de retirada.

Con todo, creen que aún es pronto para saberlo, ya que lo primero es ver qué pasos da Johnson, y cuál es su actitud hacia esa relación futura, teniendo en cuenta además que su mayoría absoluta le da mucha fuerza para tomar decisiones y negociar con sin temer rechazos posteriores en el Parlamento.

SIN CAMBIOS SOBRE GIBRALTAR

El Gobierno español no prevé cambios en relación con Gibraltar, porque subraya que hace un año ya se estableció un “triple blindaje” que deja claro que todo lo relativo al Peñón en la relación futura entre la UE y Reino Unido “pasa por España y por una negociación entre España y Reino Unido”.

Las fuentes consultadas han declinado hacer valoraciones, por respeto a los procesos internos de cada país, sobre el resultado electoral en Escocia, donde 48 de los 59 escaños en juego han sido para el Scottish National Party. La primera ministra, Nicola Sturgeon, ya ha avanzado que va a reclamar un nuevo referéndum de independencia.