Sánchez ha apuntado que España recibió 83,7 millones de turistas internacionales durante 2019, un 1,2% más que el año anterior. “Es un avance impresionante, teniendo en cuenta que venimos de cifras ya de por sí extraordinarias. Eso es la excelencia: la mejora continua”, ha dicho en la inauguración del foro organizado en () por Exceltur, asociación que agrupa a 28 grandes empresas españolas de toda la cadena turística.

Además, ha indicado el jefe del Ejecutivo, esos turistas gastaron casi un 3% más que en 2018, lo que se tradujo en más de 92.000 millones de euros y 2,4 millones de personas afiliadas a la Seguridad Social. Estos datos, ha asegurado, no obedecen ni a deméritos ajenos ni al azar, sino al liderazgo del sector y al extraordinario patrimonio de un país que “abraza su diversidad y pluralidad cultural y lingüística como un motor de cohesión y desarrollo económico”.

Desarrollo sostenible y empleo digno

El presidente del Gobierno ha trasladado la “apuesta firme” del nuevo Ejecutivo por una “actividad vital” para España que crea empleo y riqueza y proyecta al mundo la imagen “de lo que somos como país”.

Ese compromiso -ha detallado- se traducirá durante los 1.400 días de la legislatura en cinco ámbitos: el turismo de calidad y respetuoso con los recursos naturales; la mejora de las competencias profesionales; el empleo digno en el marco del diálogo social; la igualdad real entre hombres y mujeres, y el turismo como factor de cohesión territorial y respuesta al reto demográfico.

La meta, ha sostenido Pedro Sánchez, es que el sector aproveche sus activos con inteligencia para mantener su liderazgo en todos los segmentos, ya se trate del turismo de negocios, el cultural o el que se genera a partir de eventos deportivos. Para lograrlo, ha asegurado, es imprescindible actuar con un horizonte a largo plazo, y ese es precisamente el sentido de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030, que en este terreno aborda desafíos como la diversificación de productos y mercados y el turismo interior.

En la inauguración, a la que también ha asistido la ministra de Industria, y Turismo, , Sánchez ha destacado también la vocación de diálogo con el sector, las administraciones y las fuerzas políticas para alcanzar grandes consensos en favor de la excelencia en el turismo.

España, sede de la Cumbre Mundial del Turismo

El presidente ha expresado el respaldo del Gobierno a la iniciativa anunciada por el secretario general de la (OMT), Zurab Pololikashvili, de convertir España en sede de la Cumbre Mundial del Turismo: “Queremos ser anfitriones, no solo porque sabemos serlo, sino porque es lo que se espera de quien lidera desde la excelencia, como España hace”.

Pedro Sánchez ha defendido el multilateralismo y la cooperación entre países, uno de los fundamentos de la OMT. Ese compromiso, ha añadido, se puso de relieve hace pocas semanas cuando España acogió la COP25, celebrada también en IFEMA. Sánchez ha elogiado el papel de esta institución, que cumple cuarenta años y ha definido como un actor clave en el turismo de negocios y congresos y un ejemplo de la colaboración público-privada.