El presidente del Gobierno y líder del PSOE, , actuará con “generosidad y responsabilidad” en su intento de formar un Ejecutivo “progresista” y “estable”, dos condiciones que ha reclamado también del resto de partidos políticos, a los que ha emplazado a desbloquear el país.

Así se ha pronunciado en el exterior de la sede del PSOE en Ferraz, donde ha salido a celebrar la victoria de su partido en las generales de este domingo ante centenares de militantes y simpatizantes que coreaban: “Hemos ganado, dejadnos gobernar”.

Sánchez ha hablado minutos antes de la medianoche desde una plataforma levantada sobre una de las aceras de la calle, acompañado de su mujer, ; la vicepresidenta del Gobierno, ; el ministro de Fomento y el secretario de , José Luis Ábalos; la ‘número dos’ del partido, ; la presidenta del PSOE, , y el secretario de Coordinación Territorial, .

Tras recordar que la de hoy es la tercera victoria del PSOE en unas elecciones este año, ha señalado que su plan no es seguir ganando comicios, sino formar, esta vez sí, un “Gobierno estable” que haga “política en beneficio” de los ciudadanos.

En su llamada a los partidos, Sánchez sólo ha excluido a Vox, a los que no ha mencionado por su nombre, sino como “aquellos que siembran el discurso del odio y la antidemocracia”.

El líder del PSOE se ha visto obligado a interrumpir en varias ocasiones su discurso por las consignas que cantaba el público que le escuchaba. “Con Iglesias, sí”, ha sido una de ellas, aunque encontró menor eco que otros mensajes.