El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, , ha pedido este mediodía en “un gobierno que hable con todos, pero que dependa única y exclusivamente de sus fuerzas”. “Pido a los españoles y españolas una amplia mayoría parlamentaria: un gobierno fuerte para una España fuerte, eso es lo que tiene que salir de las urnas”. Por eso Sánchez ha insistido en la importancia del voto el 28 de abril y el 26 mayo: “Cada voto que vaya al será un voto a favor de la estabilidad y el futuro y cada voto que se quede en casa, que es lo que quiere la derecha, la abstención, será un voto por la involución y el retroceso”.

Frente a la derecha “con tres siglas”, la que tiene “más testosterona que neuronas” está el proyecto del Partido Socialista que “con 84 diputados y en nueve meses” en el gobierno ha hecho más por la justicia social que en siete años. Los cordones sanitarios del Partido Popular y Ciudadanos al PSOE “no va a parar a una sociedad que quiere avanzar y progresar”. Y ahí está el Partido Socialista, con un proyecto social para que “nadie se quede atrás” y que hará de la próxima legislatura una apuesta por el conocimiento: educación, innovación e investigación como pilares del progreso español. Sánchez ha puesto como ejemplo en Plan de Retorno de jóvenes investigadores aprobado este viernes en el , “para que nadie quiera irse y nadie tenga que irse”. Se trata de “hacer justicia con los que tuvieron que irse y nos reconcilia con ellos, a quienes reconocemos su esfuerzo y su talento”. Y ha felicitado al candidato a la reelección a la presidencia de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, que ha prometido en el acto la gratuidad de la matrícula para los universitarios que aprueben el curso anterior.

Sánchez ha compartido escenario con Puig que ha señalado que el Partido Popular “es indivisible y es el PP de siempre” y es el proyecto socialista el que va a “parar al peor de los pasados”. “Si al PSOE le va bien, le irá bien a Valencia”, ha afirmado. También ha tomado la palabra el candidato del PES a la presidencia de , Frans Timmermans, que ha defendido que “onde hay gobiernos socialistas hay transformación, progreso e igualdad, por eso quiero presidir la Comisión Europea”.