“Ahora, Gobierno: sólo hay una opción que garantiza un Ejecutivo estable y progresista; sólo hay una opción que puede romper el bloqueo. Sólo una”: así resumió el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, , la situación política de cara a las elecciones generales del 10 de noviembre. Unos comicios tras los que vaticinó que “habrá Gobierno socialista o seguiremos en el bloqueo”, porque “ha llegado la hora de la verdad” y sólo hay dos opciones: “O un Gobierno progresista o más bloqueo”.

Sánchez pronunció estas palabras durante el acto de presentación del lema de la campaña del PSOE para el 10N, “Ahora Gobierno, Ahora España”, con el que los socialistas subrayan la necesidad de que España encuentre “la salida a un callejón en el que lleva atrapada durante demasiado tiempo” con un “Gobierno sólido y estable para afrontar los retos y amenazas que tenemos como país”. El líder socialista subrayó que “cuantos más partidos concurren” a las elecciones más opciones hay para “quien quiera bloqueo, a diestra y siniestra”, pero que quien quiera un “Gobierno sólido” sabe que su opción es el PSOE.

“Ahora es el momento de avanzar” ante la disyuntiva de “avanzar o retroceder” para construir “una sociedad abierta, feminista, tolerante, dinámica y emprendedora, abierta al futuro”, explicó. Un avance por el que los españoles y españolas apostaron en las urnas con claridad el 28 de abril y que el 10 de noviembre puede ser “definitivo” a través de un Gobierno “sólido, estable y coherente, que integre talento de la sociedad civil” y que afronte los problemas “sin quimeras ni retórica vacía”. Y para ello no hay tiempo que perder: ni “para lamentos ni para juegos de culpas”, dijo Sánchez. Los socialistas, señaló, harán “una campaña en positivo” y “sin ocultar ni renunciar a la palabra España”.

Garantía de estabilidad

El presidente del Gobierno en funciones subrayó que el PSOE es “la única fuerza política que puede ofrecer estabilidad, sentido de Estado y una hoja de ruta clara”, y la formación que “mejor conoce los problemas reales de la gente” y “vertebra España” gracias a su presencia en todo el territorio. En ese sentido, agregó, los socialistas son “garantía de estabilidad” y tienen “los equipos y el proyecto político” para afrontar retos como la precariedad, la revolución tecnológica, el cambio climático, el machismo y la violencia de género, el reconocimiento de nuevos derechos –como la muerte digna– y el fortalecimiento de la España autonómica.

En su intervención, destacó que el PSOE ha sido el partido que ha liderado las “transformaciones” en España, impulsando el reconocimiento de derechos y libertades hasta llegar a esa “España que amamos”: la España de la riqueza cultural, la diversidad, los valores colectivos, la justicia fiscal, la seguridad colectiva y el valor de lo público. “Cuando hablamos de la sociedad española hablamos del bien común: de cómo protegemos a los más vulnerables, combatimos la pobreza y avanzamos en más justicia social. A eso nos referimos los socialistas cuando hablamos de política: lo público articula las sociedades, es el pilar de nuestro proyecto para España y es nuestro factor diferencial respecto al resto de fuerzas políticas”, expresó.

El líder socialista aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje al independentismo catalán, al que instó a “reconocer su fracaso”: “Que deje de fracturar la sociedad y piense en las necesidades reales de la población”, remarcó Sánchez, que les reclamó que “no cometan el peor error de todos” y “no jueguen con fuego”. “Tienen que desmarcarse rotundamente de la violencia en todas sus formas y venga de donde venga”, recalcó el secretario general del PSOE, que reiteró que Cataluña “necesita ley y diálogo”, pero “nunca un diálogo que sirva para torcer la ley, sino diálogo dentro de la ley y la Constitución”.