​Sánchez ha trasmitido a Nadella la disposición del Ejecutivo español para colaborar con las empresas tecnológicas, de cara a abordar un transición digital de manera inclusiva, estableciendo las políticas necesarias para atraer y promocionar el talento, en especial entre mujeres y jóvenes y, en definitiva, haciendo de nuestro país una ‘startup nation’ y evitando la brecha tecnológica.