“España está cansada de crispación, de confrontación desea convivencia, tolerancia, respeto, unión… España necesita los presupuestos aprobados en el ”. El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, , ha asegurado en que, “después de siete años de injusticia social, los españoles no entenderán que la oposición, y ahí incorporo al y a Ciudadanos, voten en contra de unos presupuestos sociales que no dejan a nadie atrás”. Por eso Sánchez ha pedido a PP y Cs “que o se abstengan o voten a favor de unos presupuestos en favor de la mayoría de este país”.

Unas Cuentas que seguirán la senda de estos siete meses de gobierno. Son “sociales”, apuestan por “la modernización de la economía, el empleo digno” y la recuperación del Estado del bienestar y buscan “redistribuir la riqueza” porque “de nada sirve ser un país rico si hay trabajadores pobres”. Sánchez ha destacado que se “enorgullece” de que estos presupuestos recuperen “la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores de los dependientes” y el “compromiso firme en la lucha contra la pobreza infantil”.

De esta manera entiende el lo que es trabajar por España: “ante los que dicen que ser patriota es gritar todos los días Viva España, nosotros decimos que ser patriota es trabajar todos los días para que España viva mejor”. “La derecha está siempre diciendo que cualquier pasado fue mejor, pues viendo lo que se ve de la derecha, cualquier derecha pasada fue mejor”, ha zanjado el líder del PSOE.

En la presentación de la candidatura de a la presidencia de la Junta de y en Burgos, Sánchez ha arremetido contra “la banalización de la violencia de género de las tres derechas” y ha asegurado que “en pleno siglo XXI, un proyecto político que elige de adversarias a las mujeres pierde seguro”. “Mientras haya gobiernos y ayuntamientos socialistas, habrá gobiernos feministas en este país”, ha vaticinado.

Ha acusado al Partido Popular del crecimiento de la ultraderecha en España: “a la ultraderecha la teme la derecha por su falta de proyecto político, su debilidad en los liderazgos, su renuncia a luchar, a combatir los argumentos de la ultraderecha y lo que hacen es abrazarlos sin rubor”. Para el líder de los socialistas “demuestran que ellos son los responsables del crecimiento de la ultraderecha, es la bancarrota moral y política de la derecha y nosotros no pactaremos nunca con la ultraderecha en nuestro país”. Sánchez insiste en que “el futuro no se conquista dando un paso hacia atrás, es el lugar al que tenemos que mirar para aprender qué hicieron las sociedades que prosperaron”.

“Ahora que se ponen en cuestión derechos y libertades por parte de las tres derechas, os pido que nos movilicemos todos”, ha lanzado en Burgos. “Los mayores sabéis muy bien que está en juego la España que somos frente a la España que fuimos y los jóvenes sabéis muy bien la España que somos y queréis una España mejor”. “Todas y todos, hombres y mujeres de todas las generaciones” tienen que movilizarse para “decir a la derecha que defendemos una España en positivo, frente a la España en blanco y negro que ellos predican”. “Estamos en un cambio de época”, ha añadido Sánchez, “pero eso no significa que tenga que ser a peor, depende nuestro voto”.

Pedro Sánchez ha intervenido antes de dar la palabra al candidato a la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, al que ha definido como un político que “nunca ha tomado el camino fácil, un hombre de principios, que quiere su tierra, es valiente y será presidente”.