Sánchez ha evitado confirmar el encuentro señalando que, aunque entiende que se trata de un “tema importante”, ya “habrá tiempo para poder hablar de ello” porque “hoy toca hablar del temporal” y “resolver lo urgente”, que no es otra cosa que los afectados puedan “recuperar la cotidianeidad”.

Cuando la prensa ha insistido en preguntarle si mantiene o no la reunión prevista con Torra para la primera semana de febrero, ha expresado cierto hartazgo por “hablar todos los días de lo mismo” y ha considerado “evidente” que el Gobierno ya ha “respondido a esto”.

El pasado 14 de enero, tras la primera reunión del de coalición, fue el propio Sánchez el que compareció ante los medios de comunicación para dar cuenta de las decisiones tomadas.

SIGUE SIENDO EL PRESIDENT

En esa rueda de prensa, ya se manifestó “encantado” de entrevistarse con Torra porque, argumentó, “sigue siendo presidente de la Generalitat” pese a haber sido condenado a inhabilitación —no en sentencia firme— por el Tribunal Superior de Justicia de .

Este lunes pasado, en una entrevista en TVE, Sánchez daba un paso más y proponía fecha para reunirse con Torra en Barcelona la primera semana de febrero. El día exacto aún está pendiente de confirmarse, si bien Sánchez, con su evasiva respuesta, sugiere que el encuentro se llevará a cabo.

Y es que como ha explicado la ministra de Defensa, , magistrada en excedencia, la decisión del Supremo de este jueves mantiene la inhabilitación de Quim Torra como diputado del pero no como presidente de la Generalitat.

La ministra ha apuntado que la propia Junta Electoral Electoral, en su resolución por la que retiró la credencial de diputado a Torra, dijo que tendría que ser el Parlament el que decidiera si el president puede continuar como presidente de Cataluña tras su inhabilitación.