El secretario general del , Pedro Sanchez, ha asegurado esta mañana que “lo que garantiza” su partido en Euskadi es que “vamos a anteponer siempre la agenda social a la agenda soberanista”.

En un acto electoral en , junto a la candidata socialista , Sánchez ha explicado que quien vote al el 25-S, “votará por una educación y una sanidad públicas, gratuitas y de calidad; por un sistema de ayuda a la Dependencia mucho más fuerte, y por la reconstrucción y la consolidación de derechos y libertades en una Euskadi plural, diversa y que garantice la convivencia”.

Añadió además que, “quien vote al Partido Socialista, sabe que su voto no va a perderse en debates del pasado” como son los “debates identitarios de partidos soberanistas como PNV, Podemos y Bildu”. “Nosotros somos la izquierda que no se disfraza, somos la izquierda de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad”; nosotros “no vamos de izquierdas y luego escondemos lo que somos realmente”.

Insistió en que hay que votar al Partido Socialista el próximo domingo porque “representa la transformación y la certidumbre.” Los vascos –continuó- “saben que Euskadi tienen que cambiar y no mirar resignada hacia un horizonte como hace el PNV”. Nosotros “queremos cambiar y ofrecer un cambio sensato y seguro”.

El PSOE es el partido del ‘si’

Sánchez subrayó que “el PSOE es el partido del SÍ, porque es el partido del cambio”. Dice “SÍ a empleos con derechos; SÍ a una sanidad pública que funcione; SÍ a la igualdad; SÍ a la reconstrucción del Estado de bienestar y SÍ también a la regeneración democrática que se necesita en nuestro país”. Sin embargo, explicó que en ese SÍ del PSOE hay muchos noes, que son “NO a la corrupción, NO a la desigualdad y NO al desempleo y la pobreza laboral que ha provocado todas las políticas de recorte y la reforma laboral del PP”.

Por ello, “hemos votado y votaremos siempre NO a como candidato a la presidencia del Gobierno”, remarcó.

Silencio estruendoso de Rajoy ante el caso Barberá

En relación con los escándalos de corrupción que salpican al PP, Sánchez mostró su preocupación por “los silencios de Mariano Rajoy ante los casos de corrupción de Barberá, Matas, Bárcenas, Camps, Granados y de tantos y tantos otros, porque en política, como en la vida, quien calla otorga”.

“Hay silencios que son atronadores -dijo- y el silencio de Mariano Rajoy ante el caso de Barberá es un silencio estruendoso de connivencia con la corrupción, que no se puede soportar en la vida política española”. “También por eso, y sobre todo por eso, votamos que No a Mariano Rajoy como presidente del ”, concluyó.