​ El secretario de Estado Ybáñez y el viceministro Meshkov han hecho un repaso del buen estado de las relaciones bilaterales entre ambos países, y han señalado la importancia de mantener periódicamente los contactos de alto nivel. En este sentido, han compartido el interés por que el Ministro Lavrov viaje a Madrid.

Ybáñez y Meshkov se han felicitado por la exitosa organización conjunta del Año dual de la Lengua y la Literatura, en un ámbito donde las relaciones son excelentes (el tiene el mayor número de alumnos de su red, unos 5.000, y se estima que 200.000 rusos hablan español), y que ahora da paso al Año dual de Turismo (2016-2017). Se espera que ello genere una dinámica favorable para la recuperación del importante mercado ruso en el sector turístico español. Ambos han coincidido en la necesidad de aprovechar las sinergias entre ambas economías, que son complementarias, y dinamizar el volumen de intercambios comerciales e inversiones existentes en la actualidad. Ybáñez ha trasladado la preocupación por la situación de alguna empresa española en Rusia. El Secretario de Estado asimismo aprovechó su estancia en Moscú para mantener un encuentro con empresarios españoles de diferentes sectores.

En relación con la crisis de Ucrania, el secretario de Estado ha reiterado la posición de España en favor de una solución política del conflicto, basada en el cumplimiento de los acuerdos de y el pleno respeto al Derecho Internacional y la soberanía, independencia e integridad territorial de Ucrania. En el ámbito de las relaciones UE-Rusia, nuestro país defiende un enfoque equilibrado y constructivo de las mismas, en tanto vecinos y socios estratégicos, que tenga presente el diálogo y permita la interlocución en aquellas grandes cuestiones internacionales cuya preocupación e interés nos une. En este sentido, ambos han coincidido en la importancia de recomponer las relaciones UE-Rusia. El secretario de Estado ha subrayado también la necesidad de hacer avances determinados en materia de derechos humanos.

En la reunión que ha mantenido con el viceministro para asuntos de Naciones Unidas, Gennadi Gatilov, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores ha explicado las prioridades de España en el para 2016, particularmente en los ámbitos de Mujeres, y Seguridad; los métodos de trabajo del , incluyendo la reforma del mismo y el proceso de selección del futuro Secretario General; y lucha contra el terrorismo. En este punto, Ignacio Ybáñez ha señalado que España trabajará por adoptar una declaración presidencial sobre el papel de las víctimas como continuación de la sesión informal de octubre de 2015, que fue coorganizada por nuestro país junto a EEUU, y proseguirá en su impulso de la iniciativa para crear un contra el terrorismo, que evite la impunidad de estos crímenes contra la humanidad. Especialmente importante, durante este período, va a ser la responsabilidad conferida a España por los otros miembros del Consejo de Seguridad para ejercer como Facilitador del Mecanismo de Verificación del cumplimiento de la resolución 2231 sobre el programa nuclear iraní.

Entre otros asuntos, Ybáñez y Gatilov han tratado el proceso de de la Resolución 1540 sobre la no proliferación de armas de destrucción masiva, que podría culminar con una nueva resolución a finales de año, coincidiendo con la presidencia española. Asimismo el Secretario de Estado y el viceministro ruso han abordado algunos de los principales temas de la agenda del Consejo de Seguridad, como los recientes desafíos a la legalidad internacional por parte de y la necesidad de adoptar una resolución, en lo que han coincidido; la crisis en Siria tanto en su vertiente humanitaria (España es relatora del expediente Siria-humanitario) como política, particularmente en lo que se refiere a la importancia de que la oposición siria esté representada en las conversaciones de paz para que haya una solución al conflicto; la situación en Libia, donde han compartido puntos de vista similares y han coincidido en la preocupación por la lentitud en los avances en la formación del ; o el proceso de paz en Oriente Medio, la guerra en Yemen, y los conflictos en el Sahel y algunos países subsaharianos. ​