A este respecto, ha señalado que, si bien las competencias en materia de extinción de incendios recaen sobre las comunidades autónomas, estas cuentan con el respaldo del , cuando se trata de incendios que requieren un mayor despliegue de medios.

Profesionalidad de los equipos

El secretario general, que ha presentado la campaña de lucha contra incendios forestales 2019, con información sobre los medios de extinción para este año, su ubicación en el territorio peninsular e insular y el desarrollo de la campaña, ha explicado que para atender las necesidades, de las , el Ministerio contará esta campaña con 73 medios aéreos y cerca de 1.000 profesionales dedicados a combatir los incendios forestales, lo que supondrá una inversión de 85 millones de euros.

Un dispositivo humano compuesto por técnicos, pilotos, mecánicos de aeronaves, personal de brigadas o trabajadores del , de los que ha resaltado su vocación y profesionalidad para desarrollar sus labores de prevención y extinción. Unos equipos, ha añadido, que tienen operatividad en toda España y pueden operar en todo el territorio nacional, independientemente de donde se encuentren ubicados.

El secretario general ha ponderado también la colaboración del Grupo 43 del , encargado de mantener y pilotar los aviones, así como la labor de los técnicos del , encargado de la gestión del operativo de extinción, que cuenta con avanzada tecnología y permite disponer de toda la información necesaria para la toma de decisiones.

En total, ha señalado Miranda, el conjunto de las administraciones españolas incluyendo la y las CCAA invierten unos 600 millones de euros al año en extinción de incendios que, si se incluyen otras inversiones en gestión forestal, alcanzan los 1.000 millones de euros anuales.

Restauración forestal

También ha incidido el secretario general en el apoyo del Ministerio a las comunidades autónomas en la recuperación de los terrenos afectados por los incendios más graves y de mayor superficie quemada, con el objetivo de minimizar los perjuicios que han sufrido, adoptando medidas de restauración forestal.

Además, ha señalado, durante todo el año se desarrollan en España labores de prevención, que van más allá de limpiar los montes y que suponen invertir en gestión forestal. Una labor en la que participan Las Brigadas de Labores Preventivas (BLP) se encargan de reducir y controlar los combustibles forestales, y los Equipos de Prevención Integral de Incendios Forestales (EPRIF), realizan labores de formación e información a la población.

A este respecto ha recordado que para paliar la excepcional situación provocada por los grandes incendios de 2017, se han llevado a cabo 18 actuaciones con una inversión global de casi 10 millones de euros, en diferentes zonas del territorio nacional. Así, ha añadido, se están restaurando cerca de 60.000 hectáreas de zonas quemadas especialmente sensibles.

Campaña de concienciación

Fernando Miranda ha finalizado su intervención recordando que el 95% de los incendios tienen su origen en la acción humana. Por ello, ha explicado, y para aumentar la sensibilidad de la población, el Ministerio llevará a cabo durante este año una campaña de comunicación en medios tradicionales para incrementar el nivel de concienciación y responsabilidad de los ciudadanos, a través de la campaña “Para no ser el responsable… sé responsable”.

A este respecto, el secretario general ha subrayado que, si bien 2018 fue excepcionalmente bueno en materia de incendios forestales, finalizando el año con el registro más bajo de superficie afectada, es necesario no bajar la guardia y a extremar precauciones y ha instado a actuar con prudencia y respeto, para poder seguir disfrutando en el futuro de nuestro campo y nuestros montes.