​La (CES), de la que UGT forma parte, señala que la situación de los trabajadores y trabajadoras de nueve países de Europa es aún peor que antes de la crisis, a pesar de que llevamos ya varios años de recuperación económica.

Así se refleja en el informe “Benchmarking Working Europe 2018” que publica a las 19:00 horas el (ETUI) en la Representación Permanente de Austria ante la UE, situada en Avenue de Cortenbergh número 30, .

En el informe, el ETUI especifica que estos países son Italia, Reino Unido, España, Bélgica, Grecia y Finlandia, cuyos trabajadores ganaron en 2017 menos que en 2010. En concreto, en España, los trabajadores y trabajadoras han visto disminuidos sus sueldos un 4,4% desde ese año.

El organismo calcula las cifras según los datos publicados en febrero de 2018 de “salarios reales”, es decir, los salarios corregidos por la inflación.

De esta forma, a pesar de la recuperación económica, los trabajadores de muchos países “siguen estando peor que antes de la crisis”, como señaló , secretaria confederal de la Confederación Europea de Sindicatos, “y su situación sigue empeorando. No es de extrañar que incluso y el reclamen un mayor crecimiento de los salarios. Esto es fundamental no sólo para la justicia social, sino también para impulsar el crecimiento y crear empleos de calidad”.

Para Lynch, ha llegado el momento de aplicar acciones mucho más enérgicas para promover aumentos salariales significativos y justos de la mejor manera posible, en la negociación entre patronal y sindicatos. Las normas de contratación pública de la UE deberían contemplar que en la oferta solo pudieran participar las empresas signatarias de convenios colectivos.

En este sentido, la UE y los Estados miembros deberían fijar objetivos para incrementar el número de trabajadores cubiertos por convenios colectivos. Asimismo, debería exigir de inmediato que los Estados miembros informen qué medidas piensan tomar para incrementar la cobertura de los convenios colectivos.