El suceso se produjo sobre las tres menos cuarto de la mañana en la carretera denominada SD-1 que discurre al norte de la población de Ghajjar, al sureste del y en la proximidad de la frontera israelí.

Ambos militares pertenecían al Grupo Táctico Ligero Protegido (GTLP) español desplegado en la zona, en el que está integrada una sección de tropas salvadoreñas. Estas tropas emplean en sus labores los vehículos LMV (Light Multirole Vehicle) españoles, operados por conductores igualmente españoles.

Los efectivos de la Guardia Civil asignados al contingente español han abierto una investigación. Por causas todavía desconocidas, parece ser que el vehículo volcó y dio varias vueltas de campana, en un tramo de carretera sin arcén y con mucho desnivel fuera de la calzada.

En el accidente resultaron igualmente heridos los otros tres militares salvadoreños que formaban parte de la dotación del vehículo. Uno de ellos se encuentra en estado muy grave; los otros dos sufren múltiples traumatismos considerándose su estado grave.

Tras conocerse lo sucedido, se activaron los equipos médicos de estabilización de los contingentes español y salvadoreño que conforman la XX y se desplazaron al lugar del accidente.

Una vez allí procedieron a la estabilización de los tres militares heridos, pudiéndose solo certificar la defunción de los otros dos ocupantes del vehículo.

Los tres heridos fueron evacuados en helicóptero al hospital de San Jorge, en . Los cuerpos de los dos militares fallecidos fueron trasladados en ambulancia a la Base “Miguel de Cervantes”, donde se instalará la capilla ardiente.

Está previsto que un avión del se desplace esta tarde al Líbano para proceder, en principio, a la repatriación de la víctima española.

El Grupo Táctico Ligero Protegido está integrado por 536 militares españoles y 42 salvadoreños, acantonados en la denominada ‘Posición 428’, próxima al lugar del accidente. Otros 10 militares salvadoreños están integrados en el Cuartel General de la Brigada Líbano XX.