Precisamente por ello se han podido acometer las obras para la llegada de la alta velocidad a Murcia y el soterramiento de la infraestructura ferroviaria, según los proyectos aprobados al efecto por Adif Alta Velocidad.

Como en todos los casos, este estudio informativo ha seguido un proceso de acuerdo con la legislación vigente, por el que cualquier institución, entidad o particular puede realizar alegaciones, que son estudiadas y respondidas en tiempo y forma.

Cabe recordar, en este sentido, que el pasado 31 de octubre, , a través de su , notificó que “no existen indicios de que las principales disposiciones de la Directiva sobre Impacto Ambiental no hayan sido aplicadas correctamente en la tramitación de las obras para la llegada de la alta velocidad a Murcia”, en respuesta a dos quejas presentadas en 2014 y 2015 sobre este asunto y respaldando y dando por válida la documentación que las autoridades españolas aportaron al respecto.

En todo caso, si la Comisión de Peticiones del se dirigirse al para solicitar alguna aclaración sobre el proyecto de soterramiento en Murcia, se les volverá a enviar toda la documentación que demuestra que la Declaración de Impacto Ambiental está plenamente vigente y que el proyecto ha empezado ya a ejecutarse con los primeros trabajos de la empresa adjudicataria de las obras.