Con este nuevo acto de protesta, convocado por CCOO y UGT, la FAPA Francisco Giner de los Ríos, la Junta de Portavoces por la Dignidad de la Educación Infantil 0-6 años y la Asociación Madrileña de Escuelas Infantiles de Gestión Indirecta (Ameigi), se ha querido denunciar la “subasta” y privatización de las escuelas infantiles y casas de niños que se está dando en la Comunidad de Madrid; la masificación que sufren las aulas —a raíz de la aprobación del Decreto de Mínimos y al actual sistema de cuotas, que sólo beneficia a las rentas altas—, así como la desigualdad en el acceso a una educación de calidad para los niños y las diferencias en las condiciones de trabajo de los profesionales.

Por todo ello se exige un nuevo decreto de requisitos mínimos para garantizar la calidad de la etapa educativa, la financiación suficiente para asegurar el adecuado funcionamiento de escuelas infantiles y casas de niños de la red pública, así como condiciones de trabajo dignas para todos sus profesionales.