​Ha sido en su intervención en el evento “Violencia de Género y Menores” en el marco de la 60º sesión de la Comisión Jurídica y Social de las Mujeres de la que tiene lugar esta semana en .

En este sentido, ha afirmado que desde el inicio de la legislatura se ha trabajado para dar más visibilidad al tremendo impacto que la violencia de género supone en los hijos e hijas de las mujeres que la sufren: “Son niños que son víctimas de la misma violencia porque condiciona su bienestar y desarrollo personal, les produce problemas de salud, física y psicológica y se convierten en instrumento de dominio sobre la mujer”.

Respuesta eficaz, amplia e integral

Susana Camarero ha explicado el trabajo del en este asunto en distintos ámbitos para ofrecer una respuesta eficaz, amplia e integral. En este sentido, ha indicado que en nuestro país se empezó a tener en cuenta a estos menores, a visibilizarlos, incluyéndolos en las estadísticas y, a partir de ahí, se les consideró en la Estrategia Nacional como un grupo especialmente vulnerable hacia quien orientar las medidas previstas en las diferentes áreas.

“Terminamos cerrando el círculo en torno a ellos incorporándolos en la Ley Integral de VG como víctimas directas a través de la modificación de la Ley de Protección a la Infancia y la Adolescencia, de modo que se les otorga la misma atención, protección y recuperación que a las madres víctimas de esa violencia”, ha explicado.

Asimismo, la secretaria de Estado ha señalado que en la Ley por la que se aprueba el Estatuto de la Víctima del Delito se garantiza su acceso a los servicios de asistencia y apoyo y que, junto a las medidas legislativas, España ha puesto en marcha medidas de sensibilización y ha actualizado distintos Protocolos.

Mutilación genital femenina

En su intervención Susana Camarero también se ha referido a la Mutilación Genital Femenina (MGF) como otra forma de violencia de género que soportan nuestras niñas.

En este apartado, ha recordado que en 2015 se aprobó el primer Protocolo común para la actuación sanitaria en relación con la MGF para prevenir y detectar, para atender desde una perspectiva integral y multidisciplinar, para garantizar una atención continuada entre todos los profesionales sanitarios y para lograr la máxima coordinación de servicios.

“Todo ello -ha subrayado- desde una perspectiva preventiva en el sentido de que lo más importante es el compromiso de los padres y desde una perspectiva terapéutica para proceder a la reparación del daño causado a la salud”.

Trata con fines de explotación sexual

La secretaria de Estado ha abordado igualmente la trata con fines de explotación sexual como otra manifestación de violencia contra las mujeres. En este sentido, ha recordado que el Gobierno de España aprobó el pasado año el II Plan Integral de Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas con Fines de Explotación Sexual.

Así, ha explicado que las actuaciones del Gobierno se combinan en tres frentes complementarios entre sí, como son la prevención, sensibilización y educación de nuestros niños y jóvenes; la protección, asistencia y recuperación de las víctimas y la persecución del delito, procesamiento judicial de los responsables, investigación e incautación de los bienes patrimoniales de los tratantes.

Adolescentes y jóvenes víctimas de violencia de género

Susana Camarero ha explicado también las medidas puestas en marcha en nuestro país para el colectivo de adolescentes y jóvenes víctimas de violencia de género. En este punto, se ha referido a las medidas de sensibilización dirigidas a la población joven, como la campaña “Hay Salida” para concienciar sobre la importancia de detectar las primeras manifestaciones del maltrato en las relaciones que se establecen en la adolescencia.

Otra medida de sensibilización ha sido la aplicación “Libres” para teléfonos móviles para informar y apoyar a las mujeres que sufren violencia de género y a cualquier persona que detecte en su entorno una posible situación de este tipo de violencia, o los Premios de Periodismo Joven, con el objeto de reconocer los trabajos periodísticos que mejor contribuyen a la defensa y difusión de los valores contra la violencia de género.

Asimismo, en el ámbito educativo, la secretaria de Estado ha afirmado que se han incluido elementos que permiten el abordaje de la prevención de la violencia de género, así como la resolución pacífica de conflictos desde primaria hasta bachillerato y mediante charlas al alumnado, actuaciones que han conseguido que se incrementen las denuncias interpuestas por menores.

Por último, Camarero apeló a la necesidad de implicar a toda la sociedad como un elemento imprescindible para el éxito que buscamos y a un rechazo profundo por parte de todos hacia la violencia de género con convencimiento y contundencia.