Los trabajadores de las plantas de en España se han concentrado hoy masivamente a las puertas de sus centros de trabajo para protestar contra los planes de ajuste de la multinacional aeroespacial en nuestro país, que afecta a 630 trabajadores. Hay que recordar que Airbus dejó en la calle en el pasado mes de diciembre a 300 trabajadores, a los que hay que sumar otros centenares de trabajadores de otras empresas del sector aeroespacial que está perdiendo también sus puestos de trabajo.

A este respecto, tanto el vicesecretario general de UGT FICA , , como el secretario genral de UGT FICA Cádiz, Antonio Montoro, han criticado los planes de ajuste de Airbus para nuestro país y para los centros de Andalucía, y han recordado que llevan tiempo advirtiendo de que la redistribución de la carga de trabajo de la multinacional no era la adecuada ya que discriminaba a nuestro país con relación a los otros dos países socios. Los ajustes están suponiendo una sangría constante de pérdida de empleo para las empresas del sector aeroespacial en Andalucía y en el resto de España.

Desde UGT FICA consideramos muy preocupante la estrategia de desmantelamiento industrial de Airbus dado que se está produciendo en un contexto de crecimiento sostenido y que está favoreciendo los intereses industriales de otros países. De hecho, el mercado internacional aeronáutico mantiene una senda de crecimiento continuado y sostenido, que se prevé continúe al menos hasta el año 2030, tanto del mercado de aviones civiles como del mercado de aviones militares.

Desde la Federación apostamos por negociar un Plan Estratégico para las plantas españolas de Airbus (al igual que ha ocurrido en otros países) y la apertura inmediata de una mesa interministerial con la implicación de las distintas administraciones públicas españolas, además de empresarios y sindicatos.

Las propuestas de UGT FICA pasan por:

– Firma y renovación acuerdos SEPI y .

– Mantenimiento de los centros de trabajo y generación de Empleo de calidad.

– Reclamar a Airbus cargas de trabajo del área civil para diversificar las actividades y equilibrar las capacidades productivas con las cargas de trabajo.

– Retorno de los programas A400M y C295 a España.

– Retorno de las ingenierías y de las capacidades industriales y tecnológicas de nuestro país.

– Un consejero español que defiende los intereses del estado español.

– Aumento del peso, capacidad de influencia y capacidad de veto por parte de España.

– Compromiso de desarrollar un nuevo avión de transporte militar medio en nuestro país.

– Apoyo y financiación por parte de Airbus del programa de avión entrenador.

– Autonomía para la comercialización de aviones de transporte militar.

– Desarrollo programa FCAS en España, por españoles y para España.