La Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo 3 de marzo una nueva campaña de vigilancia del transporte escolar, con el objetivo de mantener la seguridad de este tipo de vehículos y de recordar la importancia de realizar un transporte seguro.

Durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán las inspecciones sobre los vehículos destinados al transporte escolar y comprobarán que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Asimismo, los agentes verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, y que el conductor cumple los requisitos especiales para conducir dicho vehículo- permiso de conducción- o que cumple los tiempos de conducción y descanso.

La seguridad en el desplazamiento en vehículos de los menores es una de las principales preocupaciones de la DGT, tal y como quedó reflejado en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 , aprobado en Consejo de Ministros y donde se establecía como indicador de seguimiento que no hubiera ningún menor fallecido sin sistema de retención infantil.

A diario, medio millón de alumnos utiliza uno de los 17.000 autobuses escolares que realizan servicio de transporte escolar en nuestro país para acudir al colegio y volver a casa, una cifra que extrapolada a términos anuales asciende a 280 millones de pasajeros los que utilizan este medio de transporte, según el Observatorio del Transporte de Pasajeros por Carretera.

Pese a ser uno de los sistemas más utilizados para que los niños vayan al colegio, las cifras de siniestralidad anuales reflejan que éste es un sector seguro. Ni en 2010 ni en 2011 (últimos datos oficiales publicados, tanto en vía urbana como en interurbana) se produjo ninguna víctima mortal entre los usuarios de autobuses escolares.

EL CINTURÓN DE SEGURIDAD ES VIDA…..

Durante la campaña se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autobuses que lo tengan instalado. Desde octubre de 2007 se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención. Según la (Asintra) sólo dos de cada cinco autocares que realizan transporte escolar (38%) llevan instalados cinturones de seguridad.

Un menor sin ningún tipo de retención multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Además nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo, de ahí que la DGT recuerde que el cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto corto o largo, urbano e interurbano.

Conociendo estos datos y la importancia de este dispositivo de seguridad en los desplazamientos, los padres deben solicitar al centro o a través de las asociaciones de padres y madres la contratación de autobuses con dispositivos de retención infantil.

Este mensaje se podrá escuchar también en radio a través de la cuña que ha grabado la DGT a modo de recuerdo para los padres.

…Y LA VELOCIDAD INADECUADA MATA

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados vehículos destinados al transporte escolar.

Según diversos estudios, está comprobado que a 50 Km/h, la posibilidad de que un niño sobreviva sin ninguna medida de seguridad es prácticamente nula. Ni siquiera a poca velocidad está garantizada su supervivencia.

Con el objetivo de incrementar la seguridad de los autocares y camiones, desde comienzo de año, todos los camiones y autobuses nuevos de la UE deben contar con un sistema de frenado de emergencia (AEBS). Este sistema emplea sensores para medir la proximidad del vehículo precedente y para detectar situaciones en las que la velocidad y la distancia entre los dos vehículos sugieran la posibilidad de una colisión. El sistema avisa al conductor y activa el sistema de frenado del vehículo para reducir la velocidad con el objetivo de evitar o mitigar la gravedad de la colisión.

COMPORTAMIENTOS SEGUROS

Pese a que es un sector seguro y que la accidentalidad es baja, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o en los instantes inmediatos. En otros casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres. Por este motivo, la DGT aconseja tanto a los padres como a los monitores que les acompañan durante el desplazamiento, recordar a los menores comportamientos seguros como:

  • No pararse nunca detrás del autobús porque no lo ven.
  • Esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros por delante.
  • Dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto si se dispone de él.
  • No correr al llegar ni al salir.
  • Obedecer al conductor y al acompañante

MOVILIDAD SOSTENIBLE A TRAVÉS DE LOS CAMINOS ESCOLARES SEGUROS

Con la intención de fomentar la movilidad sostenible desde edades tempranas, la DGT en colaboración con la está promoviendo e incentivando la creación de caminos escolares seguros.

Se trata de diseñar itinerarios básicos de ida y vuelta al colegio a través de la revisión de los elementos que conforman la movilidad urbana a pie, en bicicleta o en transporte público, dejando el vehículo privado para un uso subsidiario en este tipo de desplazamientos.

Según un estudio publicado en Dinamarca y realizado por investigadores de la Universidad de Aarhus y Copenhague dentro del proyecto “Mass Experiment 2012” demostró que la capacidad de los niños para concentrarse en la escuela es mayor si acuden al colegio andando o en bici, que si es llevado en coche o en transporte público.

Aceras amplias, semáforos sin luz ámbar, prohibición de aparcar a la entrada y salida del colegio evitando aglomeraciones, policía para regular la entrada al colegio, parking de bicicletas… son algunas de las características que deben tener este tipo de caminos escolares.