El portavoz de la Comisión de investigación sobre la utilización partidista por parte del , bajo el mandato del Ministro , de los efectivos, medios y recursos del Departamento y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con fines políticos, , ha denunciado hoy que “el Gobierno no ha aportado ni un solo bloque de los doce solicitados por el Grupo Socialista en la Comisión de Investigación”.

En declaraciones a los medios en el Congreso, Trevín ha asegurado que “el PSOE lo que quiere es protestar enérgicamente porque el Gobierno no es que esté arrastrando los pies en la colaboración necesaria con la Comisión, sino que sencillamente está haciendo la estatua”.

El diputado socialista ha lamentado que “la falta total de colaboración” del Ejecutivo “impida trazar una hoja de ruta coherente con la que podamos diseñar el trabajo de la Comisión”; algo que para los socialistas es “fundamental”.

“Nosotros tenemos claro que para hacer un trabajo adecuado necesitamos información que no tenemos”, indicó Trevín para añadir que “hoy vamos a discutir cuáles son las propuestas de comparecencias de los grupos y nosotros tenemos varias pensadas pero sólo pondremos encima de la mesa una porque nos parece evidente que debe venir: el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó”, dado que ya ha venido el Ministro. En este sentido, preguntado por el resto de comparecencias, el responsable socialista apuntó que “mientras no tengamos la información adecuada estaríamos cometiendo un error” y sería “demasiado aventurado hacerlo”, razón por la que pidió que se pospongan y que “no entremos a votar en contra ninguna comparecencia más que la de Ignacio Cosidó mientras el Gobierno no envíe toda la información solicitada”, tanto por el PSOE como por el resto de grupos.

Tras la comparecencia de Cosidó, el parlamentario socialista añadió que “debe haber una nueva tanda de comparecencias” y dejó claro que los socialistas “ni afirmamos ni negamos nada, ni ponemos veto de ningún tipo porque cuando tengamos la información tomaremos nuestra decisión”.

Dado que “más allá de la cuarta parte de la información solicitada por un grupo u otro no se ha entregado y en el caso socialista lo entregado es el cero por ciento”, Trevín concluyó que “en estas condiciones querer hacer un diseño definitivo de la Comisión creo que es una aventura que poco contribuiría a lo que queremos lograr con ella”.

Por último, ante la evidencia de “pruebas” y “testigos” de lo ocurrido en esta época, “lo que necesitamos saber es quiénes estaban dando las órdenes, que son los primeros que deben venir a comparecer, y a partir de ahí, quiénes las ejecutaban”.