La petición fue realizada por los los abogados , que representa a los elegidos para el Congreso de los Diputados por JxCat Jordi Sánchez, , y Jordi Turull; y , que ejerce la defensa del elegido para la cámara baja y del designado para el Senado Raül Romeva.

“Deberán ser debidamente custodiados y adoptarse por la Presidencia de ambas Cámaras las decisiones oportunas para que, una vez en el interior del Salón de Plenos, pueda quedar garantizada su seguridad. Deberán ser reintegrados, sin dilación, al centro penitenciario una vez la Presidencia de las Cámaras haya dado término a la sesión”, concreta la resolución.

Deniega también solicitar permiso formal -suplicatorio- a las cámaras para poder seguir juzgándoles y no accede a la suspensión del juicio.