• ​ Las administraciones públicas deben disponer de medios materiales y humanos suficientes para garantizar el cumplimiento de la legislación medioambiental
  • Es imprescindible la participación de los representantes de los trabajadores y trabajadoras en la política de la empresa en materia de residuos
  • ​Hay que incentivar las inversiones ambientales de la industria, y las compras verde s en el sect or público y privado con instrumentos económicos y fiscales adecuados

Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial del Reciclaje, UGT quiere recordar que la generación de residuos está estrechamente relacionada con los patrones de producción y consumo y la eficiencia en el uso de los recursos. La población crece a un ritmo muy rápido, pero su producción de residuos lo hace a una velocidad aún mayor. Se trata de uno de los problemas más importantes de las sociedades modernas, tanto por las necesidades de gestión como por la contaminación que generan los residuos en el suelo, el agua y el aire, afectando a los ecosistemas y a la salud pública.

Gestionar el problema adecuadamente requiere, en primer lugar, disminuir la generación de residuos. No es posible mantener el ritmo actual de generación de residuos indefinidamente, por lo que la minimización constituye un requisito obligatorio para establecer un modelo sostenible a medio y largo plazo. En segundo lugar, hay que fomentar la reutilización de materiales y productos y, en su defecto, reciclar o posibilitar otros tipos de valorización, dejando como última instancia la eliminación en vertedero. En definitiva, se deben aplicar los principios de la economía circular.

Los trabajadores y trabajadoras pueden contribuir a mejorar el ahorro y uso eficiente de los recursos en los centros de trabajo, así como procurar y controlar que se realiza una gestión adecuada de los residuos generados actuando, tanto desde el desempeño adecuado de nuestras tareas en el puesto de trabajo, como a través de acuerdos de negociación colectiva que impulsen la aplicación de:

  • Criterios de consumo responsable al realizar la compra y adquisición de productos
  • Buenas prácticas de almacenamiento y manipulación de los materiales y productos para evitar la pérdida de recursos

  • Medidas relativas a la gestión de los residuos conforme a los criterios que prioricen la reutilización y reciclado frente a los procesos de eliminación

Prevención y control

UGT apuesta por una política de residuos inspirada en los principios de la prevención y minimización con el fin de reducir su generación y su peligrosidad. La gestión de residuos debe abordarse desde una concepción integral que dé prioridad a la prevención, la preparación para su reutilización, el reciclado y la recuperación de materiales.

Además, considera imprescindible la participación de los representantes de los trabajadores en la política medioambiental de la empresa en materia de residuos, dotándolos de toda la información y formación necesaria para que sea efectiva.

Las administraciones públicas deben disponer de medios materiales y humanos suficientes para garantizar el cumplimiento de la legislación medioambiental, ejerciendo las funciones de vigilancia, inspección y control previstas en la Ley de residuos y suelos contaminados. Por otro lado, son necesarios instrumentos económicos y fiscales que incentiven las inversiones ambientales de la industria, las compras verdes de las administraciones y del sector privado, así como medidas impositivas que, bajo criterios de cohesión territorial y social, hagan efectivo el principio de quien contamina paga.

UGT firmó un convenio de colaboración con Ecoembes, el pasado 21 de marzo, que expresa el compromiso del Sindicato con el medio ambiente (concretamente con el reciclaje de residuos), y mediante el que ambas partes se comprometieron a impulsar conjuntamente actividades de educación ciudadana sobre la importancia de reciclar. Con ese objetivo se realizarán campañas para promover un consumo responsable y sostenible, así como la correcta separación de los residuos de envases en los centros de trabajo y los hogares.