El mes de noviembre de 2016 finaliza con 3.789.823 parados registrados, una cifra que supone un leve ascenso intermensual con respecto a octubre del 0,66%, aunque se mantiene la tendencia de descenso interanual (-8,66%). A pesar del inicio de la campaña navideña, este mes rompe la tendencia estacional, y, en esta ocasión, no desciende el desempleo. Con estos datos no se puede decir que España ha salido de la crisis. Menos, teniendo en cuenta que sólo un 54,11% de los parados recibe protección por desempleo (un 10,2% menos que hace un año). La reciente mejora relativa del desempleo esconde una elevada precariedad y parcialidad lo que aboca a millones de personas a la pobreza laboral. Por ello UGT exige al Gobierno que convoque a los interlocutores sociales para trazar un plan de choque por el empleo que frene el deterioro del mercado de trabajo y apueste por el empleo de calidad. El sindicato reclama un cambio en las políticas que apueste por inducir un crecimiento más equilibrado, sostenible e integrador; generar más y mejor empleo, de calidad y con derechos; y elevar el bienestar y la calidad de vida de todos, con especial atención a la corrección de las desigualdades de todo tipo y la superación de las bolsas de pobreza que la crisis y las políticas aplicadas han extendido.

El mes de noviembre de 2016 finaliza con 3.789.823 parados registrados, según los datos publicados hoy por el (SEPE). Esta cifra supone un leve ascenso intermensual con respecto a octubre del 0,66% (sube por cuarto mes consecutivo) aunque se mantiene la tendencia de descenso interanual (-8,66%). En términos desestacionalizados aumenta el paro en 14.543 personas.

 En el pasado mes aumentó tanto el desempleo masculino (un 0,73%), como el femenino (un 0,60%). Desde noviembre de 2015, en cambio, se han reducido ambos (un 11,14% en el caso de los hombres y un 6,63% entre las mujeres).

 Las medidas contempladas en el Plan de Garantía Juvenil, siguen sin arrojar resultados: en noviembre estaban registrados como desempleados 325.639 jóvenes parados. Ha crecido el desempleo entre los menores de 25 años un 1,97% (6.277 parados jóvenes más en este mes), aunque hay 41.508 parados jóvenes menos en términos anuales (un -11,31%).

 Por lo que respecta a los trabajadores extranjeros, la tendencia mensual es al alza: el número de desempleados crece en el mes un 3,10%, hasta alcanzar la cifra de 446.554 personas, si bien en la variación anual se observa un descenso del 9,52%.

 Por sectores de actividad, el paro registrado en el mes se reduce en industria y construcción (un -1,10% y -1,22% respectivamente). Destaca el ascenso mensual, en términos relativos, del sector agrícola (2,18%) y, en términos absolutos, del sector terciario (con 27.684 desempleados más en el mes, un 1,09%). En términos anuales, desciende el desempleo en todos los sectores: en la agricultura un 6,48%, en la industria un 11,82%, en la construcción un 16,02%, en los servicios un 7,35% y en el grupo sin empleo previo un 7,56%.

 El número total de contratos registrados en el mes se reduce un 6,62% respecto al mes anterior, situándose la cifra total en 1.743.708 contratos firmados. Disminuye un 7,18% el volumen de contratos indefinidos y un 6,57% el de temporales. Si lo comparamos con los registrados en el mismo mes del año anterior, el global de los contratos registrados se incrementa un 8,65%; en este caso el aumento de la contratación indefinida (del 16,55%) es algo superior al de la temporal (7,94%). No obstante, la proporción de indefinidos sobre el total de contratos sigue situándose en un 8,88%.

 Destaca en la evolución anual el aumento de la contratación temporal a tiempo parcial (14,21%). Del total de contratos registrados, más del 32% son temporales a tiempo parcial y sólo un 5% son indefinidos a tiempo completo.

 Se han registrado 19.003 contratos para emprendedores, mostrando una subida mensual del 0,3% y un pronunciado aumento anual del 49%, que alerta sobre el avance de la precariedad en la contratación indefinida desde la reforma laboral de 2012.

 La afiliación a la Seguridad Social se sitúa en 17.780.524 cotizantes, un 3,24% más que en noviembre de 2015. Sin embargo, en el mes se han perdido 32.832 afiliaciones (un -0,18%), fundamentalmente por su descenso en el sector de la hostelería (cae un 7,48% en el mes).

 El número de beneficiarios de prestaciones desciende de nuevo en octubre de 2016 frente a octubre de 2015 (un 10,2%), una nueva caída que rebaja la tasa de cobertura al 54,11%, otro medio punto menos que un año antes. El gasto total del sistema de protección por desempleo ha descendido un 9,7% respecto a noviembre de 2015.

Con estos datos, no se puede decir que España ha salido de la crisis, a pesar de los recientes resultados positivos en términos de PIB, con casi 3,8 millones de personas en paro, de las cuáles sólo un 54,11% recibe protección por desempleo. UGT denuncia que el número de beneficiarios de prestaciones por desempleo ha descendido (actualmente 1.923.089 personas, un 10,2% menos que hace un año). Es decir, la protección por desempleo sigue cayendo.

UGT advierte de que a pesar del comportamiento estacional que muestran los meses de noviembre, por el inicio de la campaña navideña, es significativo que en esta ocasión el desempleo no ha logrado descender, como sucedió en años previos.

Por otro lado, la reciente mejora relativa del desempleo esconde una elevada precariedad y parcialidad debido al tipo de empleos que se están creando, fundamentalmente temporales y a tiempo parcial –la mayoría involuntarios-, con remuneraciones más bajas. Sólo un 5% de los contratos firmados en noviembre son indefinidos a tiempo completo.

No se está generando un empleo de calidad. UGT advierte que la recuperación económica se está construyendo sobre empleo precario y esto significa pan para hoy y hambre para mañana, a la vez que aboca a millones de personas a la pobreza laboral.

La Unión General de Trabajadores exige al Gobierno que convoque a los interlocutores sociales para trazar un plan de choque por el empleo que frene el deterioro del mercado de trabajo y apueste por el empleo de calidad.

Reclama un cambio en sus políticas, apostando por los factores que permiten al país crecer a medio y largo plazo. En este sentido, hay que afrontar un triple reto para los próximos años: inducir un crecimiento más equilibrado, sostenible e integrador; generar más y mejor empleo, de calidad y con derechos; y elevar el bienestar y la calidad de vida de todos, con especial atención a la corrección de las desigualdades de todo tipo y la superación de las bolsas de pobreza que la crisis y las políticas aplicadas han extendido.

La Unión General de Trabajadores recuerda a los trabajadores y trabajadoras -y con más énfasis ante las contrataciones navideñas- que, aunque sus contratos sean temporales, tienen derechos, incluido el de recibir la formación, la prevención de riesgos, etc. adecuada para el trabajo que realizan, y que pueden reclamar que los mismos se cumplan.