Las diputadas , y , miembros de la Comisión de Sanidad y Servicios de Unidos Sociales, y , consejera estatal responsable de Salud de Podemos, han mantenido hoy en el Congreso una reunión con la Asociación Madrileña de Salud Mental, la Asociacón Española de Neuropsiquiatría y Flipas GAM, todos ellos colectivos del ámbito de la salud mental.

El objetivo de la reunión ha sido compartir la propuesta de Unidos Podemos de comenzar un trabajo conjunto para la elaboración de la nueva Ley de Salud Mental, que se prevé esté lista para presentar y defender en el en junio de este año. “La reunión de hoy con los colectivos sirve para empezar un camino, que es importante para nosotras, dada la situación en la que está la salud mental en nuestro país”, ha explicado Amparo Botejara, diputada y portavoz adjunta de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales.

La realidad actual en materia de Salud Mental en nuestro país está protagonizada, entre otras, por un alarmante aumento en el consumo de antidepresivos, que se ha triplicado en los últimos 10 años debido a la medicalización de los tratamientos, y que ha colocado a España a la cabeza de Europa en consumo de psicofármacos. En cuanto a los profesionales dedicados a la salud mental, mientras en Europa cuentan con 30 profesionales cada 100.000 habitantes, en España tenemos una tercera parte de estos recursos.

Necesario cambio de paradigma esta grave situación que se encuentra España y la inacción, tanto de Gobierno como del resto de partidos, Unidos Podemos considera urgente y necesario comenzar a elaborar una nueva Ley de Salud Mental, escuchando a los colectivos en primera persona. “Queremos poner en marcha un grupo de trabajo que nos lleve a una Ley de Salud Mental que sea garantista y participativa. Una Ley en la que se impliquen los profesionales para que se pueda cambiar el modelo de atención y éste se base en la libertad y responsabilidad, y no en la coerción tanto química como física”, ha expuesto Ana Castaño.

La participación de los colectivos en la elaboración de la ley es clave porque son los y las garantes de que no se vulneren los derechos humanos y, porque solo así, se conseguirá que la Ley responda a demandas reales e incorpore sus propuestas. Tal y como ha comentado , del colectivo Flipas GAM, “Después de la reunión mantenida nos han invitado a participar activamente en todo el proceso. Es la primera vez que se nos escucha con voz propia” y han querido reiterar el agradecimiento a Unidos Podemos por dar voz al colectivo.