Entre 2004 y 2011, recordó el ministro, este Gobierno ha impulsado y promovido el mayor conjunto de medidas adoptadas nunca para reducir la dualidad de nuestro mercado de trabajo entre trabajadores fijos y temporales: 18 medidas relacionadas directamente con esta cuestión. Consecuencia de dichas medidas fue que en los seis trimestres posteriores a la entrada en vigor de la reforma laboral de 2006, todo el empleo neto creado fue fijo.

Respecto al despido el titular de Trabajo defendió que durante estos años el Gobierno se había esforzado en mantener y reforzar la causalidad del despido “al contrario que ustedes -afirmó- que en 2002 inventaron el despido rápido, sin justificación ni control judicial”.

Valeriano Gómez acusó al principal partido de la oposición de utilizar la última sesión de control al Gobierno de esta legislatura para dar comienzo al debate electoral, utilizando la crisis y el desempleo como armas arrojadizas para alcanzar el poder, sin preocuparles su responsabilidad y sin arrimar el hombro para ayudar a la sociedad española a superar la crisis más grave de los últimos cincuenta años. “Conviene recordar -añadió- que si algo hizo el PP en su etapa de gobierno fue alimentar la burbuja inmobiliaria y la temporalidad”.

La única contribución del PP a la creación de empleo ha sido, según manifestó el ministro, oponerse y dificultar todas las medidas urgentes que se habían adoptado en una etapa muy difícil. “Y cuando lo han hecho han dejado en evidencia su absoluto desconocimiento del mercado laboral, como anunciar que van a crear tres millones y medio de empleos y acto seguido retractarse para decir que no es una propuesta, sino una aspiración”,

Respecto al contrato único Valeriano Gómez avisó para que se tuviera cuidado porque con ello se pretende convertir parte del empleo estable en temporal. “Eso es lo que quieren, pero no son capaces de decirlo. Su intención es seguir con la dinámica abierta en 2002 con el despido exprés”, concluyó.