En su intervención repasó las líneas maestras del programa europeo y las puso en relación con algunos asuntos de la actualidad.

Así, apuntó que profundizar en el espacio europeo también significa avanzar en los derechos ciudadanos y elaborar una estrategia integral sobre migraciones. Según dijo, se trata de “un ámbito en el que España siempre ha mostrado una especial sensibilidad y se sitúa claramente en la vanguardia europea” y “en el que no vamos a retroceder”.

Para la Vicepresidenta, el progreso de Europa, de España, de Cataluña, “es el mejor ejemplo de que cualquier comunidad se construye sumando y no restando” y valoró que “cualquier proyecto cívico se construye desde la integración y el respeto a los derechos, nunca desde la división, nunca desde la discriminación, nunca desde la exclusión”.

“Algún intento aislado, al que en estos días asistimos, de orillar la legalidad, ignorando esos derechos y esa voluntad de integración de todos que la ley consagra y dando marcha atrás en conquistas que son conquistas de ciudadanía, debe estar necesariamente condenado al fracaso”, subrayó.

Por otra parte, la Vicepresidenta indicó que los avances en el espacio europeo también pasan por el establecimiento de mecanismos de solidaridad para los casos de catástrofe natural o humana.

En este sentido, manifestó que el llamado primer mundo no puede permanecer impasible ante el horror que en las últimas horas se está viviendo en Haití, y que viene a sumarse y ahondar aun más el “espanto cotidiano” en el que se ven sumidos alrededor de diez millones de haitianos.

Por este motivo, indicó que el Presidente Zapatero ha propiciado la rápida reacción de Europa, poniendo en marcha los contactos precisos, al más alto nivel, con la propia Unión Europea, Naciones Unidas, la comunidad Iberoamericana y la administración norteamericana.

En su intervención, la Vicepresidenta también se refirió al próximo desarrollo del Plan de Acción del Programa de Estocolmo, con el cual se pretende dar un nuevo impulso al espacio europeo de libertad, seguridad y justicia.

Para España, profundizar ese espacio es crucial, porque significa mejorar la lucha contra el terrorismo, la delincuencia internacional, el tráfico de drogas, armas y seres humanos. De esta manera, valoró, se mejorarán los mecanismos de coordinación para que cada vez resulte más difícil que puedan llevarse a cabo secuestros como el que en este momento tiene retenidos en el África subsahariana, entre otros, a tres cooperantes catalanes.

La Vicepresidenta señaló que el Gobierno sigue trabajando en su liberación “en silencio, pero sin descanso” y trasladó el “aprecio y el aliento del Gobierno” su sus familiares y amigos.

Sobre este mismo asunto, anunció que la Presidencia Española propondrá, en la cumbre UE-EE.UU que se celebrará el próximo mes de mayo, la adopción de una declaración conjunta sobre principios comunes de lucha contra el terrorismo. Esta declaración se sitúa en el marco de la renovación de la Agenda Trasatlántica y el espacio de libertad, justicia y seguridad, y pretende reforzar el compromiso europeo en el “combate global contra el fanatismo y la sinrazón”.

  • La intervención íntegra de la Vicepresidenta Primera está disponible en la web http://www.mpr.es