Igualmente ha mantenido encuentros con el viceministro segundo de Asuntos Exteriores, , el presidente del Instituto de Asuntos Exteriores y de Seguridad Nacional (IFANS), Shin Dong-ik, el viceministro para la Unificación, Kim Hyung-seok y la directora de la oficina en Seúl del alto comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos, Signe Poulsen.

Durante su estancia en la República de Corea, ha podido visitar la zona desmilitarizada que separa ambas Coreas, donde conversó con responsables de Naciones Unidas.

Por otro lado, ha mantenido un desayuno de trabajo con la junta directiva de la Cámara Española de Comercio en el que ésta le ha informado del desarrollo de la institución fundada hace un año y de la actividad de sus socios.

Las consultas políticas hispano-coreanas se establecieron mediante el memorándum de entendimiento de diálogo político suscrito en 2007. Desde entonces se vienen celebrando anualmente consultas a nivel de viceministros, junto con otros encuentros regulares de otros responsables en ambos ministerios de asuntos exteriores, ampliando el diálogo en asuntos regionales, globales y de seguridad. Un importante resultado de las consultas de 2016 ha sido la decisión de ambos países de elevarlas a rango de diálogo estratégico en próximas ediciones, lo que permitirá un examen más detallado y profundo de las oportunidades y riesgos estratégicos para ambos países.

En la reunión de consultas políticas celebrada en Seúl, se abordó la reciente evolución política y económica en España y en Corea, el calendario de encuentros institucionales, así como la marcha de los diálogos estructurados que mantienen ambos países en torno a la cooperación bilateral en cuestiones de seguridad y en el ámbito iberoamericano. En este terreno se trató la próxima incorporación de Corea como observadora a las cumbres iberoamericanas, que España promueve y apoya. Durante el encuentro se abordaron además los acuerdos e instrumentos bilaterales en negociación, la colaboración en Naciones Unidas y la buena marcha de la cooperación bilateral en el campo económico, tecnológico, cultural y entre las respectivas sociedades civiles.

El desarrollo de las relaciones comerciales entre ambos países está siguiendo una senda muy positiva en los últimos años, con un incremento importante de los flujos en ambos sentidos y la consolidación de la República de Corea como nuestro tercer cliente en la región de Asia-Pacífico. Tras la conclusión del acuerdo de libre comercio UE- 2011, los intercambios comerciales en ambos sentidos alcanzaron en 2015, 4.141 millones de euros, de los que 1.851 millones correspondieron a exportaciones españolas.

En el ámbito de las sociedades civiles, se abordó la positiva evolución del turismo desde la apertura en 2012 de una conexión aérea directa entre España y Corea. 311.000 turistas coreanos visitaron nuestro país en 2015, un crecimiento del 86% respecto a 2014 que sitúa a Corea como el mercado emisor asiático que más crece. Las autoridades coreanas abordaron el importante papel económico que juega esta industria y se mostraron interesadas en conocer el modelo español y establecer mecanismos de cooperación bilateral en este campo.

En materia de ciencia y tecnología se están produciendo importantes avances en la cooperación bilateral, con una creciente participación hispano-coreana en programas internacionales como el Programa Eureka o el Horizonte 2020 y un contacto cada vez más estrecho entre nuestras comunidades de investigadores al calor de los acuerdos suscritos entre nuestra Secretaría de Estado de I+D+i y el Industrial (CDTI) y sus respectivas contrapartes coreanas en 2015 y 2016.

Ambos países se felicitan de la buena marcha de la colaboración entre y la Corea Foundation, que organizan con carácter anual las Tribunas España Corea, el principal foro de contacto bilateral entre nuestras comunidades de pensamiento y sociedad civil. Ambas delegaciones saludaron el excelente trabajo de anteriores ediciones y trasladaron su apoyo a la próxima celebración en Corea de la XI Tribuna España - Corea.

En cuestiones de la agenda global, durante los encuentros se abordó la evolución política y de seguridad en la península coreana, incluyendo el desafío de Corea del Norte al régimen de no proliferación nuclear y balística y la situación de los derechos humanos. Igualmente ambas delegaciones trataron de otros retos políticos y de seguridad en Europa y en Asia Pacífico incluyendo los recientes ataques terroristas en el continente europeo, los flujos migratorios a través del Mediterráneo y las perspectivas que genera el Brexit en ambos países.