Es la primera vez que Assaf España participa en Expovicamán. Se trata de una Asociación de ámbito nacional que, en Castilla-la Mancha, también cuenta con ganaderos que trabajan con la denominada raza Assaf de ganado ovino. Tanto el Presidente de la Asociación (José Arévalo) como el Gerente (Fernando Freire) están contentos con la acogida que están teniendo en esta XXXIII edición de la Feria Agrícola y Ganadera castellano-manchega porque aseguran que es importante el número de interesados en la propia raza, y en sus productos (como los quesos de Zamora y de alguna otra zona de Castilla y León) así como en la mejora genética que difunden a través de su esquema genético de selección.

“La idea que perseguimos es la de promocionar la Asociación en esta Comunidad Autónoma y continuar con su crecimiento”, asegura el Gerente de Assaf España. En cuanto a la degustación de productos en Expovicaman 2013, “la respuesta del público está siendo extraordinaria, por ejemplo, en lo que a quesos se refiere”, afirma el propio Fernando Freire.

La raza Assaf tiene su origen es Israel. Se trajo a España (difundiéndose inicialmente en Castilla y León) pero, poco a poco, ganaderos de otras zonas se están interesando por ella en respuesta a su alta producción de leche (y a la mejora genética que ha tenido), tal y como asegura Fernando Freire. SIn ir más lejos, durante esta Feria sectorial que se celebra en Albaceete, han establecido un contacto con Valdepeñas, donde se han mostrado interesados en traer machos sementales de la raza Assaf para poder difundirla en diferentes ganaderías.

El Gerente de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Assaf explica que “se ha puesto en marcha un programa de mejora genética, un esquema de selección donde, básicamente, se hace un control de las producciones de las ganaderías. Las mejores ovejas se cruzan con los mejores machos y se hacen pruebas de ADN que garantizan las paternidades de cada animal (con lo cual, en genética, la trazabilidad está totalmente controlada) y se sabe la producción que da cada animal”. Lo que garantiza, así, la Asociación cuando se compra un animal de esta raza, es que tiene un alto valor genético y grandes probabilidades de alcalzar importantes producciones, a través de la carta genealógica del propio animal.

“El progreso genético, desde que llegó la raza a España y se empezó a cruzar con las distintas razas autóctonas hasta ahora, ha sido enorme”, asegura Fernando Freire, quien añade que “la raza Assaf ha terminado por implantarse y los ganaderos ven que la mejora es evidente en su producción de leche. La Asociación les orienta a establecer esos cruzamientos y luego, en su explotación, eso se refleja en los resultados”.

La Assaf no es una raza de producción de carne, sino de leche (que, a su vez, también se destina a la producción de quesos, como el zamorano). A Expovicaman, la Asociación ha traído tres variedades que “están teniendo una acogida estupenda entre el público”, tal y como asegura Freire.

A nivel de apertura a nuevos mercados, desde la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Assaf trabajan en dos vías: una dedicada a cuestiones relacionadas con mejoras genéticas y, otra, relativa a los propios productos derivados de la raza (en este caso, los quesos procedentes de esta leche). Las tres ganaderías cuyos quesos pueden degustarse en Expovicaman 2013, por ejemplo, exportan a un gran número de países. Por el lado de la mejora genética, se está demandando no sólo el semen de los animales de esta raza con la mejora implementada aquí en España, sino también los propios animales (corderas y machos mejorantes). Bulgaria, Brasil, Grecia o México son algunos de los países que se están mostrando interesados en ello.

El Presidente de Assaf España, José Arévalo, afirma que “las ganaderías, por el sistema de explotación tradicional, tienen un tope de producción y lo que hay que hacer (como se ha hecho en otras especies) es enriquecer las producciones con determinados cruzamientos de mejora genética porque esto, en definitiva, contribuye directamente a aumentar los resultados económicos de las explotaciones. Está demostrado que, la inseminación artificial es una vía mucho más rápida que la de la explotación tradicional”, concluye.

Hay ovejas punteras de esta raza que pueden alcanzar producciones de 1.000 litros de leche (pero esto son casos excepcionales, según nos explica el propio Arévalo). “La media puede oscilar los 500 litros (que es una cantidad importante a día de hoy, teniendo en cuenta los costes de producción que tenemos los ganaderos). Si no es así, es imposible funcionar y, la nueva generación de ganaderos que se está dando en la zona de Castilla y León dentro de Assaf España, está yendo al intensivo porque ésta es una raza que así lo permite”, afirma el Presidente de la Asociación.

Arévalo asegura que, en Castilla y León, son el referente. A corto plazo, tienen el objetivo de extenderse, afianzándose por el resto de España (y también de vender animales de esta raza a otros países). Y es que, en palabras del propio José Arévalo, “creemos que nuestra raza puede mejorar las razas autóctonas de otros lugares como, en su día, mejoró la nuestra”.