La consejera de Agricultura del Gobierno regional, , ha destacado que “el sector ganadero de Castilla-La Mancha es altamente competitivo gracias a que ha apostado, en buena medida, por un modelo basado en la calidad y la diferenciación, lo que le permite ofrecer un mayor valor añadido al mercado”.

Así lo ha señalado este mediodía en Albacete, donde ha asistido al XXVIII Concurso-Subasta Nacional de Ganado Ovino Selecto de , celebrado en el marco de la feria EXPOVICAMAN.

Soriano ha subrayado que la región cuenta con diferentes razas autóctonas, “cuyos productos son muy cotizados tanto en el mercado nacional como en los internacionales”, lo que ha permitido aumentar de forma considerable las exportaciones de queso, que han aumentado un 72 por ciento desde el año 2010, así como las cárnicas, cuyo incremento roza el 20 por ciento en el último ejercicio.

A su juicio, “el sector está haciendo muy bien las cosas, y el futuro es halagüeño”, toda vez que la reforma de la PAC ha consolidado el nivel de ayudas a los ganaderos hasta el año 2020 gracias a los 490 millones de euros que se destinarán anualmente a las ayudas acopladas a nivel nacional.

En el caso del sector del ovino, ha recordado que con la reforma de la PAC se multiplicarán por 5 sus ayudas acopladas y los productores percibirán 154 millones de euros al año a nivel nacional, de lo que se beneficiarán los más de 4.000 productores de ovino de Castilla-La Mancha.

Además, ha incidido en que el Programa de Desarrollo Rural, con horizonte 2020, también contempla diferentes líneas de ayudas para el sector ganadero, como el apoyo a las razas autóctonas en peligro de extinción, a la ganadería extensiva, a los ganaderos en zonas con limitaciones naturales o específicas, al traslado de explotaciones ganaderas fuera de los cascos urbanos, a la mejora genética, a la ganadería ecológica, a las inversiones no productivas dirigidas al bienestar animal o al fomento del pastoreo en zonas forestales para la prevención de incendios.