Lasertiz viene exponiendo en la Feria Agrícola y Ganadera de Castilla-la Mancha desde hace cerca de veinticinco años, tal y como nos cuenta el propio Leopoldo Molina, quien subraya que “en la Feria no se suele vender, pero la gente sí aprovecha para ver la maquinaria que fabricamos (lo de la venta o no… ya depende más de si la cosecha es buena)”, en este sentido, remarca que “este año, en principio, era bastante buena, pero la sequía del mes de abril ha cambiado las cosas…”.

Comenta que “cada año nos afanamos en traer aperos más tecnológicos, para que el agricultor tenga que hacer el mínimo esfuerzo posible; por ejemplo, hemos traído rulos para compactar la tierra, gradas, topos… de todo un poco, los aperos se van amoldando a la demanda y a las necesidades”.

Explica que, además del producto nuevo, también se trabaja muchas veces la reparación de aperos que pueden mejorarse, “depende del año”, y asegura que “suele haber ayudas, sobre todo para los jóvenes agricultores”.

Lo que más le han demandado este año han sido “aperos para el almendro, porque aunque ésta no era una zona de almendros, últimamente hay mucha gente que ha empezado a trabajar con ellos, por lo que va habiendo faena de eso también”.

“Mucho trabajo, muchas horas y estar siempre al pie del cañón” son las claves de su negocio, estando siempre pendientes de las necesidades y peticiones de sus clientes, “sobre lo que ellos te van enseñando, se van haciendo aperos que, verdaderamente, merecen la pena”.