Magnífica ganadería de encaste Domecq

Daniel Martínez, propietario de la ganadería Las Ramblas, tiene sus reses repartidas entre las dos fincas que posee. En “Las Iniestas”, ubicada en Albacete, pacen sus vacas puesto que esta finca es más llana y tiene mejores pastos que “Las Ramblas”, situada en el término de Elche de la Sierra, donde los toros suben y bajan por un quebrado terreno, lo que los mantiene bastante musculados, “un factor que ayuda a que los toros no se caigan en la plaza”, apunta Daniel Martínez.

Por otra parte, la escasez de lluvias en esta zona aumenta las condiciones sanitarias del lugar. De hecho, Daniel Martínez se congratula de que su ganadería no se haya visto afectada por la lengua azul y de no haber tenido problemas para conseguir la “carta verde” que atestigua que el ganado está sano. Sin embargo, es consciente de que “el mosquito vuela de un lado a otro y en cualquier momento puede llegar a su ganadería; es una lotería”, afirma el Ganadero.

Gran apasionado de los toros desde edad muy temprana pero ajeno a él profesionalmente, decidió abandonar el sector de la construcción para sumergirse de lleno en el mundo taurino.

El primer paso en este sentido lo realizó en 1988 con la compra de noventa vacas y tres sementales. Dado el desconocimiento de Daniel Martínez sobre el oficio, buscó el asesoramiento de su gran amigo Dámaso González, quien tras advertirle sobre la complejidad del oficio, le aconsejó que comprase el ganado a Salvador Domecq: “Yo compré lo que Dámaso me recomendó, de lo que estoy contento y agradecido”, manifiesta, valorando muy positivamente el consejo de su amigo, puesto que, desde sus actuales conocimientos, Daniel Martínez cree que el encaste Domecq es menos complicado para llevarlo que otros como Santa Coloma, Murube o Núñez. No obstante, matiza, el encaste Domecq si no lo llevas bien también desaparece.

Para Daniel Martínez, el éxito depende de todo un poco: “Aunque la suerte influye, también hay que ayudarla. El trabajo hay que hacerlo bien porque la suerte pasa un día por la puerta pero hay que subirse al tren, no bajarse y aguantar lo máximo que se pueda porque el mundo del toro es muy duro, seas ganadero, torero, empresario o apoderado, y cada día, cuantas más resposabilidades tienes, más”, asegura.

Primeras apariciones de la ganadería en los ruedos

La primera actuación de la ganadería Las Ramblas se produjo en 1990 en Villarreal, en un festival en el que toreaban Dámaso, Esplá y El Soro.

Daniel Martínez recuerda que en aquella época, cuando nadie lo conocía, lo ayudó mucho Dámaso y le fue abriendo las puertas que le dieron la oportunidad de darse a conocer. De manera que empezó a acudir a festivales en los que toreaban El Soro, Esplá, José Fuentes o Ruiz Miguel.

Así, fueron proliferando buenos comentarios en torno a la ganadería Las Ramblas, lo que propició que Emilio Miranda le diera una novillada en Valencia y otra en Granada. También a través de Emilio Miranda, Ángel Bernal, empresario murciano, le contrató una novillada en Murcia.

El 24 de septiembre de 1995, la ganadería Las Ramblas se presentó en Las Ventas coincidiendo con la presentación como novillero de José Tomás, quien supo aprovechar la tarde y consiguió dar la vuelta al ruedo y salir a hombros por la puerta grande.

Al año siguiente, el 2 de mayo de 1996, hubo una corrida Goyesca en Madrid, en la que Joselito mataba, él solo, seis toros y, aunque Daniel Martínez todavía no había lidiado toros en ninguna plaza, el apoderado de Joselito lo llamó para pedirle dos toros. Cuenta el Ganadero que el primer sorprendido fue él y la sorpresa aumentó por el éxito obtenido: “Joselito cortó dos orejas al segundo toro y la cabeza está disecada en la casa del torero”, señala.

Joselito, el torero más aferrado a Las Ramblas

Prácticamente todas las figuras del mundo del toro han lidiado toros de Las Ramblas: Enrique Ponce, César Jiménez, Joselito, José Tomás, El Juli, etc.

Entre ellos, en opinión de Daniel Martínez, quizá sea Joselito el torero más aferrado a las Ramblas, aunque “César Jiménez lleva dos años seguidos siendo triunfador en Valencia con toros míos”, matiza el Ganadero, para añadir que Joselito siempre que acude a un festival interesante de toros sueltos ha contado con algún toro de la ganadería Las Ramblas.

En cuanto al panorama del mundo taurino nacional, Daniel Martínez señala a Enrique Ponce y a José Tomás como dos figuras incuestionables: “Una de las reapariciones que ha habido en los últimos años ha sido la de José Tomás, no recuerdo que ningún torero haya reaparecido con tanta fuerza. Indudablemente, sabía que para ocupar el sitio que ocupaba antes tenía que arrimarse más para despertar interés”, destaca, considerando que lo bueno que ha tenido esta gran figura del toreo es que cada año que ha estado retirado ha ido aumentado el ambiente y la expectación por su reaparición, mientras que hay toreros que cuando llevan un par de años retirados ya han perdido todo el interés por parte de la afiicón.

Para Daniel Martínez, otra gran figura indiscutible es Enrique Ponce, quien a pesar de su larga trayectoria en el mundo del toro, en la que han ido apareciendo muchos matadores, sigue siendo la máxima figura y “su puesto no se lo ha quitado nadie, ni El Juli, ni José Tomás ni Castella; su sitio está ahí”, asevera.

También considera destacable la temporada de este año de El Juli, quien se ha revelado como “un torero mucho más profundo, con mucho poderío, que ha sabido convencer, a base de torear de verdad, al público y a toda la prensa”, opina el Ganadero.

Este año, Las Ramblas lidiará una corrida completa en Las Ventas y estará en la Feria de Albacete

Las Ramblas iniciará la temporada 2008 el 17 marzo con un gran cartel en Las Fallas: Enrique Ponce, El Cid y César Jiménez. También lidiará este año, por primera vez, una corrida completa en Las Ventas, donde ya ha presentado novilladas y festivales completos y donde también grandes figuras, como Enrique Ponce y Joselito, han matado toros sueltos de su ganadería.

Seguidamente, Las Ramblas irá a Nîmes, Alicante y a la Feria de Albacete, un acontecimiento de gran resposabilidad para el Ganadero, quien ha acudido en ocho ocasiones a la corrida de Asprona pero en Feria tan solo ha lidiado en una ocasión: “Los ganaderos, igual que los toreros, para venir a su tierra con fuerza tienen que triunfar antes fuera”, afirma.

Junto a Las Ramblas, también estarán en la Feria Taurina de Albacete dos ganaderías locales más, la ganadería de Samuel Flores y la de Daniel Ruiz. A pesar de que en ganaderías siempre han destacado Andalucía y Salamanca, Daniel Martínez cree que Albacete tiene ahora mismo un buen momento: “La ganadería de Samuel Flores, con doscientos años, es la madre de todos los ganaderos de aquí; después apareció Daniel Ruiz con mucha fuerza; y Las Ramblas están también buscándose su puesto, si no a la altura de ellas, por lo menos les vamos pisando los talones”, estima Daniel Martínez, quien hizo entrega, en la pasada edición de los Premios Taurinos Samueles, del premio en la categoría “Al toro más bravo” a Samuel Flores. Este año, con la presencia de tres ganaderías de Albacete en la Feria, Daniel Martínez no duda en afirmar que sería un gran honor volver a entregarle el galardón a Samuel Flores pero igualmente confiesa que el honor sería aún mayor si Samuel Flores se lo entregara a él.

Los éxitos de Las Ramblas continuaron en 2007

La ganadería de Daniel Martínez ha ido cosechando grandes éxitos en las últimas temporadas que han situado a Las Ramblas entre las mejores ganaderías de España.

Dentro de esta ascedente trayectoria ha sido especialmente destacable la pasada temporada, en la que tras dos años siendo la ganadería triunfadora de las Fallas, un año al mejor toro y el otro a la mejor corrida, Las Ramblas repetía en 2007, por tercer año consecutivo, su éxito en la plaza valenciana.

Además, Daniel Martínez lidió la pasada temporada cuatro corridas más, todas ellas en plazas importantes: Nîmes, San Sebastián de los Reyes, Benidorm y en Albacete, la corrida de Asprona.

En general son plazas en las que Las Ramblas es una ganadería muy bien acogida: “A la afición valenciana, como llevamos tres años seguidos funcionado muy bien en Las Fallas, le gusta ver anunciada a Las Ramblas en los carteles, al igual que en otros sitios como Albacete o Francia, donde tenemos un ambiente bastante bueno”, valora.

De momento Daniel Martínez no tiene previsto aumentar el número de corridas por temporada: “No me dan envidia los que lidian muchas corridas de toros pero tampoco los critico, cada uno tiene una capacidad para tener un tipo de negocio y sus objetivos. Yo prefiero reservar tiempo para otras cosas, entre ellas mi familia”, asevera, para añadir que este fue su planteamiento desde el primer momento, una ganadería pequeña que actualmente “no es que esté totalmente consagrada pero está muy bien vista”, opina Daniel Martínez con la modestia que le caracteriza.

Gran afición taurina en Albacete

Aunque la ganadería de Daniel Martínez ha lidiado en las más importantes plazas, tanto de España como de Francia, durante muchos años se ha mostrado reacio a lidiar en la Feria de Albacete: “La Feria de Albacete es muy larga y si estoy anunciado en los carteles no disfruto de ella igual que si voy a la plaza como uno más”, argumenta, para justificar su larga ausencia en nuestra Feria a la que ha puesto fin este año.

Desde hace muchos años, a su juicio, está viniendo a la Feria de Albacete un toro muy serio y, de la gente que acude a la plaza, a pesar de que siempre existe una minoría que carecen de conocimientos taurinos, hay un porcentaje muy alto que sabe lo que quiere y sabe lo que ve, prueba de ello, continúa Daniel Martínez, es que cuando la faena del torero no está a la altura de las posibilidades que ofrece el toro, el público protesta y al revés, si el toro no da en la plaza lo que tiene que dar para que el torero pueda triunfar, también se pita de una forma muy generalizada. No obstante, añade el Ganadero, no hace falta ser un entendido para captar y entender a una buena faena.

La gran afición taurina está muy extendida por toda la Comunidad Autónoma y, en este sentido, Daniel Martínez califica de muy importante la difusión que está realizando Castilla-La Mancha Televisión en pro de la Fiesta Brava en la Región, no sólo por la emisión de corridas de toros sino en general por todos los programas relacionados con el mundo del toro, resaltando especialmente los reportajes emitidos los lunes, cuya audiencia es igual o superior a la de las transmisiones de las corridas de toros, “hay mucha gente pendiente de estos reportajes porque los han bordado”, aprecia.

Albacete cuenta con grandes promesas

Daniel Martínez considera que la Escuela Taurina de Albacete es una de las mejores de España. De ella están saliendo grandes promesas que ya han empezado a despuntar en los cosos, tanto en lo que se refiere a toreros como Sergio Martínez, Antón Cortés, Manuel Amador, Andrés Palacios…, como a los novilleros más recientes como Juan Luis, Tendero o Andrés González entre otros.

En el difícil mundo del toro, para Daniel Martínez, “no sólo hay que tener oficio y una persona que tenga interés por colocarte en ferias importantes, sino que también hace falta que te salga ese toro que permite cuajar una gran faena y, por supuesto, saber aprovecharlo”, observa, insistiendo en que todas las grandes figuras han comenzado su carrera profesional así, por lo que no duda en la posibilidad de que próximamente cualquiera de estos jóvenes albaceteños se convierta en una gran figura del toreo porque se les están dando oportunidades en plazas importantes que deben saber aprovehar para ir despertando interés. No obstante, reconoce el Ganadero, es un camino difícil.

En cuanto a la construcción de una nueva plaza de toros en Albacete, Daniel Martínez no se muestra especialmente reacio al cambio, manifestando que si no se construye una nueva plaza habrá que remodelar la actual.

La nueva plaza proyectada en el Palacio Multiusos que construirá el Ayuntamiento de Albacete, bajo su punto de vista, tiene la ventaja de no depender de las inclemencias del tiempo. Actualmente existen ya muchas plazas cubiertas en España, apunta, poniendo como ejemplo la de Zaragoza, para él un gran acierto, lamentando no poder decir lo mismo de la plaza de La Coruña, a la que no le ve el sabor de una plaza de toros.

Sin embargo, se resiste a obviar la belleza de nuestra plaza de toros, así como la gran comodidad que supone la proximidad existente entre la actual plaza y el recinto ferial, “comodidad que se verá sacrificada con el traslado de la Fiesta Taurina albaceteña al nuevo Palacio Multiusos”, opina.

Actualmente el aficionado demanda toros grandes, de más de 500 kilos, y con volumen

Las características del toro de Daniel Martínez son las propias de toda la rama del encaste Domecq, pero cada ganadero, a lo largo del tiempo, le va dando su toque, que en el caso de Las Ramblas ha consistido en darle al toro un poco más de “caja”, ya que hoy en día se demanda un toro con volumen y presencia que supere los 500 kilos.

En opinión de Daniel Martínez, un toro de 470 kilos dura más en la plaza y da mayor juego, sin embargo tiene claro que no se debe ir contracorriente y “hay que intentar, por lo menos a las plazas importantes, llevar un toro que supere los 500 kilos”, considera.

Para Daniel Martínez no es fácil conseguir un buen toro que tenga ese ritmo en la embestida que se demanda hoy en día, mientras que antes los toros pesaban menos y se movían más pero no se daban faenas tan limpias como se dan ahora: “Actualmente, el público quiere que el torero lleve al toro muy templado hasta el final de la muleta, pero para ello es fundamental que el toro no sea violento ni se mueva demasiado porque en ese caso, aunque el torero quiera torear despacio y llevar al toro muy sometido, es imposible torearlo así”, explica, para añadir que cuando un toro embiste lento y muy sometido el torero tiene que aguantar hasta que pase al final de la muleta y, si es capaz de aguantarlo, “con diez buenos pases como ese y un espadazo bien dado, ya están conseguidas las orejas”, asevera Daniel Martínez.